enero 17, 2022
Radio
Webcam
Buscar
Economía

Organizaciones empresariales rechazan impuesto a aplicaciones de reparto en CDMX

Consideraron que representa una barrera a la innovación para la Ciudad de México, pues atenta contra los esfuerzos de acompañar la reactivación económica.

Citlali Sáenz
Organizaciones empresariales rechazan impuesto a aplicaciones de reparto en CDMX
Foto: Cuartoscuro

Organismos del sector privado y asociaciones expresaron su preocupación y rechazo por la propuesta de la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México de crear un impuesto de 2 por ciento que tendrán que pagar las aplicaciones o plataformas dedicadas al reparto de alimentos o productos de cualquier tipo.

En un documento, organismos como la Concamin, Concanaco, Coparmex CDMX, Canacintra, la Asociación Mexicana de Ventas en Línea y Fintechs, argumentaron que un impuesto local por usar las calles no tiene precedente y es inconstitucional, va en contra del principio de equidad tributaria, y que provocará una modificación a la estructura de costos de las plataformas intermediarias y de miles de restaurantes, micro y pequeñas empresas, lo que tendrá inevitablemente un impacto en los precios que pagarían los consumidores finales.

Información relacionada: Descarta OIT que aumento al salario mínimo en México impacte en la inflación

Agregaron que también impactará la inflación que ya se encuentra en niveles altos y, con ello, se afectará directamente el bolsillo de las familias mexicanas que demandan estos servicios y a miles de repartidores que han encontrado en las plataformas digitales un medio de generación ganancias en estos tiempos de pandemia.

Los empresarios aseguraron que este nuevo impuesto es a todas luces inconstitucional, ilegal, discriminatorio y discrecional.

Adicionalmente, consideraron que representa una barrera a la innovación para la Ciudad de México, pues atenta contra los esfuerzos de acompañar la reactivación económica en un período complejo como la pandemia.

De igual forma, advirtieron he contraviene la política del Gobierno Federal de no crear nuevos impuestos, así como los acuerdos adquiridos por México ante la OCDE de no establecer más impuestos a la economía digital.