¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Ley secundaria en telecomunicaciones pervierte la finalidad de la reforma: AMEDI

Al dar a conocer su postura la AMEDI dijo que el eje de la propuesta está muy alejado de la finalidad que le dio origen, es decir, satisfacer los derechos fundamentales de libertad de expresión, derecho a la información y derecho se acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, así como las condiciones para una efectiva competencia en los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones.

Citlali Sáenz Martes 25 De Marzo, 2014 · 14:22 pm
Ley secundaria en telecomunicaciones pervierte la finalidad de la reforma: AMEDI
Foto: archivo

La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI) afirmó que la iniciativa de ley secundaria en telecomunicaciones y radiodifusión, pervierte la finalidad de la reforma constitucional.

Al dar a conocer su postura la AMEDI dijo que el eje de la propuesta está muy alejado de la finalidad que le dio origen, es decir, satisfacer los derechos fundamentales de libertad de expresión, derecho a la información y derecho se acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, así como las condiciones para una efectiva competencia en los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones.

Explicó que ni siquiera existe una definición expresa sobre su naturaleza como servicios públicos de interés general.

Se quiere un regulador débil, supeditado a los intereses del Ejecutivo Federal. El Ejecutivo invade facultades del órgano regulador como Órgano Autónomo.

En esta postura firmada por el Comité Directivo de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información, compuesto por ex Presidentes nacionales, como Beatriz Solis Leree, Raúl Trejo Delarbre y Aleida Calleja Gutiérrez, la asociación dijo que la iniciativa raya en lo absurdo al permitir que la Secretaría de Gobernación conserve la supervisión de los servicios de radio y televisión que son los contenidos y ni siquiera modifican las sanciones establecidas desde 1960, por su parte, la SCT pretende opinar de manera indebida  sobre el Programa de trabajo y los informes de labores del regulador. Igualmente se intenta que la COFEMER opine previamente sobre los proyectos regulatorios del Instituto.