¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Empresas privadas invierten poco en innovación

Básicamente las empresas trasnacionales son las que tiene esquemas de innovación de acuerdo con las políticas de sus corporativos, mientras que las empresas nacionales carecen de proyectos o inversiones en la materia, lo cual las pone en desventaja, apuntó.

Notimex Miércoles 29 De Mayo, 2013 · 08:28 am
Empresas privadas invierten poco en innovación

La inversión que se hace en México en materia de innovación por parte de la iniciativa privada es de alrededor de 40 mil millones de pesos al año, cifra insuficiente para impulsar nuevos procesos y la productividad que el país requiere, sostuvo Carlos Glatt, especialista en entrenamiento creativo e innovación.

Básicamente las empresas trasnacionales son las que tiene esquemas de innovación de acuerdo con las políticas de sus corporativos, mientras que las empresas nacionales carecen de proyectos o inversiones en la materia, lo cual las pone en desventaja, apuntó.

Recordó que México es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que menos invierte en investigación y desarrollo ya que canaliza apenas 0.49 por ciento del PIB, cuando el promedio del organismo es de 2.34 por ciento.

Glatt puntualizó que en México se invierten alrededor de ocho mil millones de dólares al año en investigación y desarrollo, de los cuales el gasto federal en la materia es de alrededor de 60 mil millones de pesos anuales, mientras que el sector privado eroga aproximadamente 40 mil millones.

El promedio que recomienda la OCDE es de al menos uno por ciento del PIB, que en América Latina es rebasado sólo por Brasil con el 1.16 por ciento.

Para el especialista, México está muy por debajo del promedio en esa materia de los países de la OCDE cuyo promedio es de 2.34 por ciento del PIB, mientras que la Unión Europea es de 1.92 y de América Latina es de 0.62 por ciento.

Dijo que en México, las empresas ven a la innovación como si fuera la bandera clavada hasta la punta más alta de una montaña, un elemento muy difícil de alcanzar por los mortales y que normalmente es alcanzada únicamente por algunas empresas globales.