¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Desarrolla IMP mapas tecnológicos para subsidiarias de Pemex

Los mapas de ruta tecnológica son una herramienta visual que ayuda a Pemex a identificar necesidades y acciones tecnológicas. 

Notimex Jueves 19 De Julio, 2012 · 16:02 pm
Desarrolla IMP mapas tecnológicos para subsidiarias de Pemex
Desarrolla IMP mapas tecnológicos para subsidiarias de Pemex

El Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) apoyó en la elaboración de los mapas de ruta de las Áreas Tecnológicas Estratégicas (ATE) de los proyectos Delta del Grijalva, Crudo Ligero Marino (CLM) y Activo de Producción Ku-Maloob-Zaap.

Asimismo, está programado el desarrollo de los mapas de Ayatsil-Tekel y Tsimin-Xux, así como los proyectos estratégicos para aguas profundas y campos maduros y no convencionales, informó el IMP en un comunicado.

Expuso que de acuerdo con Zoloxochitl Aquino Campos, quien encabeza el proyecto, desde hace unos cuatro años el Instituto trabaja con Pemex Exploración y Producción (PEP) en el desarrollo de estudios de inteligencia tecnológica, los cuales proveen información relacionada con las tecnologías que se encuentran en el mercado.

Estos estudios se basan en información utilizada por los activos de Pemex y áreas técnicas para su conocimiento y determinar qué tecnologías adquirir, desarrollar o probar.

Los mapas de ruta tecnológica son una herramienta visual que ayuda a Pemex a identificar necesidades y acciones tecnológicas prioritarias y constan de cuatro etapas, en donde el eje principal está determinado por el tiempo.

La primera etapa incluye los objetivos prioritarios de un proyecto o área para cubrir los requerimientos del mercado o de los órganos de gobierno, como es el caso de Pemex, y en la segunda se identifican las necesidades tecnológicas y restricciones para jerarquizarlas y priorizarlas a lo largo del tiempo.

En la tercera se identifican las tecnologías potenciales que servirán como apoyo para lograr los objetivos y cerrar la brecha tecnológica, y por último, los recursos necesarios para alcanzar los objetivos y aplicar las tecnologías propuestas, como son alianzas, áreas de especialidad y competencias e incluso proyectos de investigación y desarrollo.

La suma de las cuatro etapas proporciona la ruta tecnológica que se debe seguir en el mediano y largo plazos, dijo la responsable del proyecto.