¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Crucial semana para IFT, emitirá bases de licitación de frecuencias para nuevas cadenas de TV

En opinión del presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), Agustín Ramírez, estos dos temas son los de mayor relevancia para el sector, ya que de su correcta regulación dependerá que se pueda incrementar la competencia en los sectores de radiodifusión y telecomunicaciones.

Citlali Sáenz Lunes 3 De Marzo, 2014 · 14:03 pm
Crucial semana para IFT, emitirá bases de licitación de frecuencias para nuevas cadenas de TV
Foto: archivo

La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), revelo que actualmente circula un preocupante borrador de la reglamentación secundaria en materia de telecomunicaciones, que anularía las competencias del IFT y autoridad electoral, daría facultades excesivas a la Secretaría de Gobernación para que “vigile” todos los contenidos audiovisuales, de programación ordinaria e incluso los electorales y ahogaría posibilidades de financiamiento de emisoras comunitarias y medios públicos, entre otras serias deficiencias. 

En un comunicado la Amedi advirtió que  en ese documento, publicado en fin diario especializado en economía, se promueve retirar atribuciones al Instituto Federal de Telecomunicaciones e incluso al Instituto Federal Electoral para endosarlas a la Secretaría de Gobernación (Segob), instancia que tendría todas las facultades para “vigilar” los contenidos que se difundan en radio y televisión, incluidos los tiempos de Estado a través de monitoreos y verificaciones que ya no serían competencia del IFE ni del IFT. El documento mantiene injustificadamente las facultades en la Segob para supervisar contenidos audiovisuales, cuando el texto constitucional es claro en el sentido de que al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) le corresponde “supervisar” el mercado de la radiodifusión, cuyo elemento  sustantivo son precisamente los contenidos.

Por ello la  Amedi hace un llamado transparentar la propuesta del gobierno e iniciar de inmediato el necesario debate público, sin un trato privilegiado a concesionarios privados.