noviembre 26, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Economía

Con multas y operativos gobierno argentino controla entrada de dólar ilegal

Con un dólar legal que se vendía a sólo 8.40 pesos, la brecha entre ambas cotizaciones ya casi rozaba el 100 por ciento, pero este viernes cerró por debajo de los 13 pesos, poniendo fin a una semana con una alta volatilidad de precios.

Notimex
Con multas y operativos gobierno argentino controla entrada de dólar ilegal
Foto archivo

Multas millonarias, suspensiones y operativos policiacos bastaron para que el gobierno argentino controlara el precio del dólar ilegal que se vende en un minoritario, pero influyente, mercado paralelo que afecta la economía del país.

El dólar “blue”, eufemismo con el que se conoce aquí al dólar que se vende por fuera de la cotización oficial, registró hasta octubre pasado una creciente tendencia a la alza que llegó a rozar los 16 pesos argentinos.

Con un dólar legal que se vendía a sólo 8.40 pesos, la brecha entre ambas cotizaciones ya casi rozaba el 100 por ciento, pero este viernes cerró por debajo de los 13 pesos, poniendo fin a una semana con una alta volatilidad de precios.

Estos valores echaron por la borda los escenarios más pesimistas planteados por economistas y medios opositores, quienes llegaron a vaticinar que el dólar “blue” costaría hasta 20 pesos para fin de año.

El éxito del gobierno en controlar el mercado paralelo se debe a un cambio de estrategia que comenzó con el despido de Juan Carlos Fábrega como presidente del Banco Central.

Su lugar fue ocupado por Alejandro Vanoli, un funcionario cercano al ministro de Economía, Axel Kicillof, quien comenzó a influir de manera más directa en el manejo de la crisis cambiaria.

La estrategia consistió en reforzar operativos desde principios de octubre, lo que permitió, por ejemplo, la suspensión de agentes de bolsa que especulaban con las divisas en la compra y venta de bonos.

Además, la Superintendencia de Seguros y la Comisión Nacional de Valores (CNV) denunciaron ante la justicia a la firma Mariva Bursátil por un fraude de más de 700 mil dólares con bonos públicos en perjuicio del Estado.

A finales de octubre, el Banco Central, la CNV, la Unidad de Información Financiera y el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social realizaron un macro-operativo con decenas de policías en el micro-centro para revisar casas de cambio, sociedades de Bolsa y cooperativas de crédito.

Los operativos han continuado en las “cuevas”, pequeñas oficinas en donde opera el mercado ilegal de divisas, y con la identificación de los “arbolitos”, hombres y mujeres que compran y venden dólares, euros o reales a viva voz, en el centro de la ciudad.

Una de las medidas más importantes fue la multa por casi 19 millones de dólares que el Banco Central impuso al Banco de Valores y a sus directivos por irregularidades en operaciones de contado con liquidación.

En otras inspecciones, las autoridades han decomisado decenas de miles de dólares en efectivo, tanto en Buenos Aires como en las ciudades de Rosario, Mendoza y Córdoba, además suspendió a agentes de bolsa e inició juicios contra bancos, cooperativas y financieras.

La nueva estrategia de fiscalización contrajo al mercado paralelo y frenó la tendencia alcista que había encendido la alarma en el gobierno de la presidenta Cristina Fernández.

El coordinador del Centro de Investigación y Medición Económica de la Universidad Nacional de San Martín, Enrique Dentice, publicó un informe en la revista digital Anfibia, en el que aseguró que desde 2007 la mandataria ha enfrentado ocho “corridas bancarias” por un total de 60 mil 700 millones de dólares.

“Esta salida de capitales es conocida como formación de activos externos del sector privado no financiero”, indicó.

“La primera fue apenas asumió (Fernández el poder), en diciembre 2007, la última, en enero de este año, terminó con una devaluación del peso. En estas últimas semanas estuvo a punto de concretarse la novena, pero el plan no dio resultado y el dólar blue cayó de 16 a 13 pesos”, explicó.