¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Advierte CCE que incrementar salario mínimo por decreto sería un error

El salario mínimo en el mercado, que pagan las empresas formales, está muy por encima del mínimo legal, con un promedio de cotización en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de tres veces el Salario Mínimo General

Notimex Lunes 4 De Agosto, 2014 · 13:22 pm
Advierte CCE que incrementar salario mínimo por decreto sería un error
Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) aseguró que participará de forma abierta en la discusión sobre el tema del salario mínimo en una acción tripartita porque, afirmó, aumentarlo por decreto llevaría a crecimientos efímeros y finalmente a crisis económicas.

El presidente del organismo privado, Gerardo Gutiérrez Candiani, dijo que los empresarios participarán en la discusión con apertura a todas las voces e ideas, pero también con claridad en sus posturas.

Y sobre todo, “con absoluta responsabilidad y congruencia con el hecho de ser una de las partes del dispositivo institucional que tenemos en el país para fijar los salarios mínimos, bajo lo previsto en el Artículo 123 Constitucional, basado en la negociación tripartita de trabajadores, empleadores y gobierno”, expuso.

Señaló en su mensaje semanal que tienen la convicción de que la política en la materia que se lleva a cabo a través de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, cuyo Consejo deriva de procesos de votación en los sectores obrero y patronal, ha favorecido la estabilidad económica y laboral del país.

Según dijo, el salario mínimo en el mercado, que pagan las empresas formales, está muy por encima del mínimo legal, con un promedio de cotización en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de tres veces el Salario Mínimo General.

Los empresarios quieren que aumenten los ingresos de todos los trabajadores, pero sin revivir medidas populistas, que pondrían en riesgo fuentes de trabajo formales y que acaban siendo regresivas para los sectores más vulnerables, insistió.

Así, dijo, incrementarlo por decreto constituiría un error cometido en tiempos pasados y que hoy resultaría perjudicial para el sano crecimiento de la economía.

Gutiérrez Candiani dio la bienvenida al debate objetivo, que no se contamine con fines políticos, ni se oriente por posiciones populistas, que en México, en fechas no tan lejanas, acabaron golpeando gravemente al poder adquisitivo de los trabajadores y a la economía en general.

Sostuvo que es la estabilidad económica y la responsabilidad en las negociaciones tripartitas lo que ha permitido que el salario mínimo real haya empezado a recuperarse, aunque reconoció que de forma incipiente e insuficiente.

Por eso, continuó, ha faltado no son nuevos decretos, sino que los dos ingredientes fundamentales para un incremento como el que necesitamos, y sobre bases sustentables, son precisamente la estabilidad macroeconómica, que no debemos perder, y el elemento que ha faltado es el crecimiento sostenido.

“Este es el motor que tenemos que detonar, como prioridad estratégica, para que todos ganemos”, y si aumenta la inversión incidirá en más y mejores empleos, argumentó.

Señaló que el otro componente fundamental es la productividad y recordó que en las últimas tres décadas, el bajo crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) per cápita, de 0.6 por ciento anual en promedio, está en línea con un claro estancamiento de la productividad.

Refirió que en un periodo de siete años, en países como Uruguay, Perú y Brasil, la productividad laboral se incrementó por arriba de 2.0 por ciento y el salario mínimo real en niveles similares o superiores, en tanto que en México, la productividad bajó, con todo y una leve recuperación del poder adquisitivo del salario mínimo.

Dijo que los incrementos por arriba de la inflación esperada y que no estén sustentados en una mayor productividad, pueden tener un impacto totalmente contraproducente.

Al margen de ello, es preciso reconocer que la fijación de los salarios mínimos se ha complicado, porque desde su inicio se han utilizado como indicador económico, unidad de medida o referencia en más de 300 leyes, reglamentos, circulares, disposiciones de carácter federal, y muchas otras de carácter estatal.

Las variaciones en los mínimos son referencia para negociaciones de contratos colectivos e individuales en todo el país, pero también impactan, por ejemplo, la cotización de los patrones al IMSS, pagos de primas de antigüedad, determinación de pensiones del Estado.

Asimismo, recursos que se dan los partidos políticos, multas y sanciones y cuotas al Infonavit.

Por eso, dijo que los empresarios están de acuerdo en que se debe desvincular el salario mínimo de las demás legislaciones, pero para ello, propuso un estudio integral, para luego determinar otras unidades de cuenta o indicadores para cada materia o concepto.