¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

UNAM desarrolla parche contra reacciones adversas a medicamentos

Se trata de un auxiliar para reducir reacciones alérgicas de medicamentos para tratar la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas y en hombres adultos mayores.

Rocío Méndez Domingo 11 De Abril, 2021 · 11:21 am
UNAM desarrolla parche contra reacciones adversas a medicamentos
José Juan Escobar Chávez, académico de la FES Cuautitlán / Foto: Especial
Escucha la nota:

En la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán de la UNAM se ha desarrollado un parche transdérmico con microagujas huecas poliméricas biodegradables que liberan alendronato de sodio, que disminuye las reacciones adversas de medicamentos para tratar la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas y en hombres adultos mayores; también auxilia a que el organismo absorba mayor cantidad de dicha sustancia.

Cada año, una de cada 12 mujeres y uno de cada 20 hombres sufren fractura de cadera; en México, alrededor de 156 mil individuos estarían en dicha condición.

Información relacionada: Nueva normalidad en la UNAM contempla clases a distancia y presenciales

José Juan Escobar Chávez, académico de la FES Cuautitlán, recordó que para el 2050, México será un país de adultos mayores y el número de fracturas por osteoporosis podrían incrementarse en esa población, asociado a patologías como obesidad, diabetes, hipertensión e hipercolesterolemia.

La propuesta de la alumna de la licenciatura en Farmacia Jessica Aglae Victorino Zúñiga, consiste en la generación de una opción no agresiva y eficiente, además de incrementar la biodisponibilidad (grado y velocidad con que una forma activa alcanza su sitio de acción) del fármaco, “porque también es importante mencionar que el alendronato sódico por vía oral tiene baja biodisponibilidad, es decir, es mínima la cantidad que se aprovecha de la tableta que se ingiere”.

El parche suministra el medicamento  a través de la piel –en las regiones lumbar, abdominal y antebrazo, donde no hay mucho vello para evitar que se desprenda–, lo que evita las reacciones adversas a nivel esofágico y gástrico que el medicamento genera después de su ingesta. Se trata de una innovación farmacéutica cómoda y benévola con el paciente.

Además, por su tamaño micrométrico no genera dolor y permite realizar cualquier actividad sin problema, además de que el paciente por sí mismo lo puede aplicar, no se requiere de personal especializado; esas son otras de sus grandes ventajas, además de que ya se solicitó la patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.