octubre 17, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Capital

Pese a Covid miles de personas presenciaron el desfile militar; abuelitos refuerzan tradición

Fue hasta el mediodía, que comenzó el paso de los primeros contingentes, por lo que se escucharon gritos y muestras de júbilo, después de una larga espera bajo los intensos rayos del sol.

Alberto Zamora
Pese a Covid miles de personas presenciaron el desfile militar; abuelitos refuerzan tradición
Desfile Militar Zócalo/Foto: cuartoscuro
Escucha la nota:

A pesar de la contingencia sanitaria miles de personas presenciaron el desfile militar y los abuelitos son los que refuerzan esta tradición.

La tradición es más fuerte que cualquier restricción sanitaria. Miles de personas presenciaron a lo largo de Paseo de la Reforma, el desfile conmemorativo del inicio de la gesta de independencia.

Antes de las 9 de la mañana, familias completas llegaron con bancos, sillas y sombrillas,  para colocarse en el mejor lugar sobre el carril en dirección al poniente de la Ciudad.

información relacionada: Celebra Morena visita del Presidente de Cuba a México

Algunos se organizaron y llevaron tortas y agua de sabores o café, otra prefirieron consumir de amplia oferta de los vendedores ambulantes que ofrecían tacos de canasta, tamales, esquites y elotes.

Fue hasta el mediodía, que comenzó el paso de los primeros contingentes, por lo que se escucharon gritos y muestras de júbilo, después de una larga espera bajo los intensos rayos del sol.

211 Aniversario del Inicio de la Independencia de México, en el zócalo/Foto: cuartoscuro

Una tradición inculcada por los abuelitos

Adultos mayores convencieron a los más jóvenes para levantarse temprano y acudir al desfile. Este es el caso de Isabel Mejia, quien desde Valle de Chalco llegó para colocarse en el cruce de Reforma y Bucareli.

“Entonces para mí es estar en mi ambiente y es bonito venir acá, al desfile porque no es de todos los días, es una vez al año y ahora por la pandemia nos atrevimos a venir”, indicó.

No solo los más grandes siguen la tradición, también los jóvenes como es el caso de un joven madre de familia, que llevó su hijo Alan de seis años, perfectamente vestido con el uniforme de cadete.

“Desde que tengo mi niño, he venido con él, al desfile y me llama la atención, y el quiso traer el uniforme de cadete, porque a él le gusta también”, aseguró.

Los asistentes no se movieron a pesar el sol, y aplaudieron a todos los contingentes, aunque el personal militar que forma del Plan DN3 los más ovacionados.

A pesar de los llamados a mantener la sana distancia por la contingencia, los asistentes estuvieron muy cerca, para tratar de observar mejor el desfile  y los abuelitos son los que refuerzan esta tradición.