enero 21, 2022
Radio
Webcam
Buscar
Actualidad

La historia del empacador que logró pagar una deuda sólo con monedas de sus propinas

En redes sociales se ha reconocido la honestidad de la persona.

Carla Ordóñez
La historia del empacador que logró pagar una deuda sólo con monedas de sus propinas
Empacador logra pagar una deuda con monedas de sus propinas / Foto: Pixabay

Esta es una de las historias que se deben de aplaudir y que por supuesto se hizo viral en redes sociales, se trata de un empacador o cerillito que pagó una deuda con las monedas que recibió de propinas.

La historia de esta persona nos deja varias lecciones de vida, entre ellas la honestidad y que no hay pretextos para salir adelante.

Si bien para unas personas resulta un poco más complicado lograr sobrellevar el día a día, no hay pero que valga cuando uno en verdad tiene las ganas de salir adelante.

Información relacionada: Albañil mexicano muestra casa que compró en Canadá y se hace viral

Empacador que pagó una deuda con las monedas de sus propinas

La historia nos remonta a un cerillito de una tienda en el estado de Tamaulipas, justamente en Nuevo Laredo.

En ella, podremos encontrar el esfuerzo y la integridad de una persona que nunca olvidó lo que en algún momento prometió.

De acuerdo a la publicación, una persona de bajos recursos que se dedica a ser empacador pidió mil 500 pesos prestados.

Al solicitarlos, aseguró que los pagaría en ocho meses, algo que cumplió al pie de la letra y conmovió a la persona que le prestó el dinero.

La historia se hace viral en redes sociales

Aunque la identidad de esta persona se mantuvo en anonimato, la mujer que realizó la publicación, contó que se trata de alguien que es de bajos recursos.

Sin embargo, reveló que el día que le prestó el dinero, le sorprendió mucho la sinceridad con la que le habló su conocido.

En la publicación describió que realmente ella ya no se acordaba del dinero, sin embargo, la persona acudió muy temprano a su casa para pagar su deuda.

“Ya no me acordaba, vino muy temprano y me pagó los 1.500, así, con puras moneditas. Yo quería llorar porque aún hay gente que realmente valora lo que es un préstamo”, escribió la mujer.

Ahora, la historia del empacador que pagó su deuda con puras monedas de sus propinas se ha vuelto una de las más emotivas en los últimos días.