enero 22, 2022
Radio
Webcam
Buscar
Actualidad

La historia de un catador de whisky que no ha salido de su casa en 20 meses

El hombre de 31 años explicó que mientras siga la pandemia, continúan los riesgos.

Carla Ordóñez
La historia de un catador de whisky que no ha salido de su casa en 20 meses
La historia de un catador de whisky / Foto: EFE

Recientemente se dio a conocer la historia de un catador de whisky, quien probablemente, sea la persona que más en serio se ha tomado el virus del covid.

Se trata de un joven escocés, quien desde que se dio a conocer el virus y sus consecuenacias, ha vivido recluido en su hogar en Edimburgo.

Probablemente lo que más angustia le ha generado al joven son la anosmia y ageusia, algo que podría ocasionarle consecuencias en su trabajo.

Información relacionada: ¡Llegan las fiestas decembrinas y el ponche con piquete también!

La verdad detrás del encierro del catador de whisky

Se trata de Blair Bowman, quien relató desde una videollamada desde su casa, que el aislamento por el que ha pasado, es su decisión.

Del mismo modo, señaló sentirse feliz de llevarlo acabo, ya que argumentó que sigue habiendo riesgo ante la pandemia.

El hombre escocés de 31 años, se ha dedicado a ayudar a gente de todo el mundo a encontrar los mejores whiskies.

BEBIDA
Foto: Pixabay

Incluso, confesó que llegan a él buscando poder encontrar la mejor bedida en barriles o botellas.

Comentó que antes de la pandemia, ya había pactado viajes a ultramar para Asia, América, Europa, sin embargo, su plan cambió.

“Había planificado en 2020 destinos como China, Japón o Dubái, pero, obviamente todo tuvo que ser cancelado y hacerlo por zoom”.

El miedo que existe detrás del hombre escocés

El joven de 31 años explicó que cuando inició la pandemia, de manera inmediata tomó conciencia sobre los principales síntomas del virus.

Explicó que la posibilidad de perder el sentido del olfato y el gusto a causa del covid-19, podría significar riesgos para su trabajo.

Por ello, lleva 20 meses sin visitar un restaurante o una cantina por el temor de contagiarse, incluso, el catador de whisky señaló que como la pandemia continúa, sigue existiendo el riesgo.