¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Investiga la UNAM origen de asteroides que llegan a la Tierra

La experta explicó que con el análisis espectral se determina la composición química, pero también se puede estimar de qué distancia provienen.

Adrián Jiménez Lunes 20 De Julio, 2020 · 19:53 pm
Investiga la UNAM origen de asteroides que llegan a la Tierra
La especialista señaló que las fuentes de los meteoros que llegan al planeta incluyen a los cuerpos rocosos del Cinturón de Asteroides - UNAM
Escucha la nota:

Con el objetivo de conocer el origen de los asteroides que llegan a la Tierra, Dolores Maravilla Meza, investigadora del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM realiza un trabajo teórico con bases de datos de la NASA y aplica teorías físicas para determinar de dónde podrían venir.

La especialista señaló que las fuentes de los meteoros que llegan al planeta incluyen a los cuerpos rocosos del Cinturón de Asteroides, ubicado entre la órbita de Marte y Júpiter; así como a las familias de asteroides que viven en el vecindario de la Tierra.

*Información relacionada: Diseñan investigadores de la UNAM prueba de detección temprana de diabetes en niños

“Actualmente estoy haciendo un trabajo de investigación que tiene que ver con la búsqueda de las fuentes de meteoros que arriban a nuestro planeta y eso incluye no nada más a los cuerpos rocosos del Cinturón de Asteroides sino posiblemente también a las familias de asteroides que viven en el vecindario de la Tierra”, apuntó.

La experta explicó que con el análisis espectral se determina la composición química, pero también se puede estimar de qué distancia provienen.

En este sentido refirió que estos datos podrían útiles para hacer un plano de las zonas originarias de los asteroides, aunque reconoció que sería a futuro toda vez que faltan muchos estudios para hacer un mapa.

Asimismo subrayó que si los científicos pueden saber con anticipación su origen e identificar la mayor cantidad posible, se podrán monitorear, y para ello Estados Unidos tiene un programa de detección y seguimiento de los cuerpos ya descubiertos.