diciembre 03, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Deportes

En debut de Xavi Hernández, el Barcelona gana 1-0 al Español

Con un polémico penalti, el equipo culé sacó el triunfo y terminó pidiendo el tiempo al final del partido.

EFE
En debut de Xavi Hernández, el Barcelona gana 1-0 al Español
El equipo catalán venció por la mínima diferencia al Español / EFE

El Barcelona ganó por 1-0 al Español con gol de penalti del holandés Memphis Depay en el partido que marcó el debut de Xavi Hernández como entrenador culé y el regreso al equipo de sus amores.

Tras una primera mitad de dominio barcelonista sin ocasiones claras, Memphis estrenó el marcador a los 48 minutos al transformar un penalti de Cabrera que él mismo había provocado.

Información relacionada: Raúl Jiménez da el triunfo al Wolverhampton sobre el West Ham

Abde, incorporado tras el descanso, pudo ampliar la ventaja para el Barcelona en dos ocasiones y a De Jong le anularon un gol por fuera de juego.

Pero también pudo empatar el Espanyol en el tramo final en dos disparos de RDT que se marcharon cerca del poste y en un remate de cabeza que se estrelló en el palo.

Un penalti polémico

El árbitro madrileño Carlos del Cerro Grande consideró pena máxima en una acción del uruguayo Leandro Cabrera sobre Memphis Depay y pese a las protestas de los espanñolistas no revisó la jugada.

El neerlandés aprovechó la ocasión y desequilibró el partido con casi toda la segunda mitad por delante, algo que hasta ese momento no había podido hacer pese a su dominio sin mucho peligro en el periodo inicial.

Sufre Xavi al final del partido

Xavi, que dio la alternativa a jóvenes como Ilias Akhomach y Abde Ezzaizouli, sufrió al final, como todo el Camp Nou.

El conjunto de Vicente Moreno tuvo las suficientes ocasiones claras como para haber evitado la derrota, principalmente a través de su referente ofensivo, Raúl de Tomás, e incluso de Landry Dimata.

Al primero la madera le frustró en un par de ocasiones y el belga remató de cabeza fuera cuando estaba solo a pocos metros de la portería. Incluso el chino Wu Lei, en el último segundo, también la tuvo.