enero 18, 2022
Radio
Webcam
Buscar
Actualidad

¡De metal! Encuentran restos de mercurio en plumas de pingüinos

De las tres especies estudiadas predomina el pingüino barbijo de la Isla Rey Jorge.

Jessica Piña
¡De metal! Encuentran restos de mercurio en plumas de pingüinos
Encuentran restos de metal en pingüinos/ fotos: Pixabay

¡Terrible noticia! Las plumas de tres especies de pingüinos de la Antártida muestran altos niveles de mercurio.

Esto de acuerdo con un estudio publicado por un equipo de investigadores del Museo español de Ciencias Naturales.

Te puede interesar: ¡Con visión al futuro! Descubren en Irán un sistema acondicionado creado hace dos milenios

Alas con mercurio en pingüinos

Tres especies de pingüinos de la Antártida muestran en sus plumas altas concentraciones de mercurio de acuerdo con los estudios presentados por investigadores españoles.

El estudio pertenece a un equipo d investigadores del Museo español de Ciencias Naturales, la Estación experimental de Zonas Áridas y el Instituto de Salud Carlos III.

Además participó también la Universidad de Murcia, al sureste de España.

De acuerdo con los expertos, se analizó el plumaje de destinos pingüinos de las especies Papúa, barbijo y Adelia desde el 2005 hasta el 2007.

La conclusión fue publicada en la revista ‘International Journal of Enviromental Research and Public Health’ donde aseguran que el almacenamiento de este metal se encuentra en los ecosistemas antárticos.

Esencialmente en el pingüino barbijo de la isla Rey Jorge.

Al encontrarse en la parte alta de la cadena trófica son el modelo de estudio perfecto para medir la concentración de mercurio.

Andrés Barboda del Museo de ciencias Naturales declaró que ‘es el tercer elemento más peligroso’.

De acuerdo con los investigadores de la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades se trata de un material tóxico para la salud de los ecosistemas y los seres vivos.

Los pingüinos sufren por la concentración de mercurio/ fotos: Pixabay

¿Cuáles son los efectos del mercurio?

El mercurio produce alteraciones neurológicas, inmunológicas y fisiológicas.

Esta investigación confirma que las regiones polares actuan como sumideros del mercurio procedente tanto del medio natural como de actividades humanas.

Una actividad humana que provoca esto son las asociadas a la industria o la quema de combustibles fósiles.

Andrés Barbosa insistió en continuar analizando la presencia del mercurio en la Antártida que ya esta comprometida por fenómenos del cambio climático.

La presencia del mercurio en los pingüinos es otra de las desventajas de los combustibles fósiles que sin duda podría contraer más problemas.

Con información de EFE