enero 25, 2022
Radio
Webcam
Buscar
Actualidad

¡50 años con el brazo arriba! Así pide un monje paz mundial

El hombre levantó su brazo por primera vez en 1973, desde entonces, no lo ha vuelto a bajar.

Carla Ordóñez
¡50 años con el brazo arriba! Así pide un monje paz mundial
La historia del monje que busca paz mundial / Foto: Pixabay

Una historia que parece ficción pero es real, un día un monje levantó su brazo para pedir paz mundial y promedió nunca más bajarlo.

Desde entonces han pasado 50 años años y aquel hombre que alzo su brazo no lo ha vuelto a bajar desde entonces.

Hasta ahora continúa fiel a su promesa que tiene como fin un objetivo noble, sin embargo muchas personas se han preguntado cómo ha logrado manter su brazo así durante tantos años.

Información relacionada: En esta propuesta de matrimonio este perrito fue el más feliz

La historia del monje que busca paz mundial con su brazo levantado

Se trata de un hombre llamado Amar Bharati y es de la India, quien es un sadhu, es decir, un monje o asceta.

Por ello, abandonó todo para continuar su camino de la penitencia con el objetivo de lograr alcanzar la iluminación.

Dentro del hinduísmo se tiene la creencia que la vida pasa por cuatro fases:

  1. Estudias
  2. Ser padre
  3. Ser peregrino
  4. Convertirse en sadhu

En 1973, Bharati ya había logrado superar las primeras dos fases, es decir, ya había estudiado, convirtiéndose en empleado de banca en la India.


Además, también tuvo tres hijos, sin embargo, el hombre no se sentía satisfecho con su vida.

Por ello, decidió abandonar todo y posteriormente levantar el brazo como penitencia por la paz en el mundo.

¿Cómo ha logrado mantener su brazo levantado durante 50 años?

La promesa que hizo de no volver a bajar nunca su brazo fue en honor del dios Shiva y lo cumplió desde el día uno.


Fiel a su promesa ha mantenido su brazo arriba, sin embargo, aunque quisiera bajarlo, después de tantos años ya no podría porque está completamente atrofiado.

Hasta el día de hoy continúa manteniendo su promesa. Hace casi medio siglo inició con el paso tres, la peregrinación, convirtiéndose en un asceta.

Por ello, hoy es uno de los sadhu o monje más venerado de la India, quien hasta la fecha, sigue buscando la paz mundial.