¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

2021, el año imprevisible

Especialistas en psicología dan claves para poder enfrentar de la mejor manera un año que se presenta incierto.

EFE Jueves 31 De Diciembre, 2020 · 13:31 pm
2021, el año imprevisible
Al comenzar el nuevo año, psicólogos recomiendan prepararse para enfrentar un 2021 incierto / EFE
Escucha la nota:

Un nuevo año está por comenzar y para para afrontar un 2021 imprevisible en el que la gran parte de los pronósticos son inciertos y en el que la nueva realidad puede depararnos sorpresas de todo tipo y sobresaltos inesperados, especialistas dan claves para poder enfrentarlo mejor.

“La necesidad de ser más flexibles e improvisar ante lo imprevisible alimenta un modo más creativo de afrontar la realidad y nos permite ampliar nuestra ‘caja de herramientas psicológicas’ para el futuro”, según la psicóloga Giulia de Benito.

Información relacionada: ‘Confinamiento’, la palabra del año 2020

“Necesitamos adaptarnos a una realidad incierta, y a menudo dolorosa, de la que no tenemos ninguna referencia anterior que permita afrontarla con seguridad y esto genera una sensación de que todo nos supera”, reconoce el psicólogo Adrián Garrido.

La pandemia ha cambiado la realidad radicalmente. El día de mañana se ha convertido en un territorio desconocido, donde nos adentramos sin brújula ni mapas, y en el que resulta más aventurado que nunca hacer planes o previsiones.

El camino que se muestra el año 2021 es incierto, pero debemos afrontarlo con todo el optimismo posible, aún sabiendo que habrá situaciones que no controlemos. EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Si el futuro es de por sí incierto, este nuevo año se ha vuelto además imprevisible.

Al igual que sucedió en 2020, este 2021 puede depararnos muchas sorpresas en distintos terrenos como la salud, trabajo, economía, política, relaciones o dinámica social, y quizá algunas novedades importantes que ahora mismo escapan a nuestra imaginación.

La dirección de los acontecimientos y de nuestras vidas en 2021es aún incierta (Imagen de Gerd Altmann en Pixabay).

Giulia de Benito y Adrián Garrido, psicólogos del Instituto Centta (www.centta.es), que imparten un taller ‘en línea’ de acompañamiento psicológico para la fiestas navideñas, comparten algunas claves para orientarnos y movernos en esa “terra incognita” que comenzaremos a recorrer y explorar a partir del 1 de enero.

“Ante una situación incierta que puede alargarse a medio o largo plazo, debemos dedicar un momento a detenernos y plantearnos algunos reajustes en la forma de afrontar la realidad que nos han servido hasta ahora”, señala la psicóloga De Benito.

“Esta necesidad de control forma parte de una serie de estrategias del ser humano para afrontar la realidad, pero en el momento que estamos viviendo nada de lo que nos afecta parece depender exclusivamente de nosotros mismos y, por lo tanto, la flexibilidad parece ser nuestra mejor aliada”, describe.

“Una primera estrategia para afrontar aquello que está fuera de nuestro control tiene que ver con aceptar que ahora la realidad es la que manda”, según De Benito.

Para De Benito la necesidad de ser más flexibles e improvisar alimenta una forma mucho más creativa de afrontar nuestra realidad, la cual “nos permite ampliar nuestra caja de recursos y herramientas psicológicas para el futuro”.

Giulia de Benito, psicóloga y directora de la Unidad de Psicología General de Instituto Centta (www.centta.es).

“El presente, en lugar del pasado o el futuro, pasará a ser nuestra mejor guía. De esta forma, además, reduciremos la frustración derivada de añorar un pasado que puede no volver a ser el mismo y de hacer planes que quizá no lleguen a término”, indica.

Para el psicólogo Adrián Garrido “estamos viviendo momentos de cambio constante y es necesario adaptarse a una realidad incierta y que en ocasiones evoca dolor, pues no tenemos ninguna referencia anterior que permita afrontarla con seguridad, generándonos una sensación de que todo nos supera”.

Adrián Garrido, psicólogo de la Unidad de Psicología General de Instituto Centta (www.centta.es).

“Esta situación provoca que nos mantengamos en una actitud reacia y que todo lo que hagamos sea desde lo que nos apetece en ese momento”, explica.

Estas son las dos estrategias clave que recomienda adoptar este psicólogo para afrontar un incierto 2021:.

1.- Plantéate OBJETIVOS REALISTAS Y A CORTO PLAZO en los que tengas altas probabilidades de cumplir con éxito. “Eso nos va a permitir mantenernos en movimiento y, por muy sencillos que sean, generarán en nosotros una sensación de avance que nos dotará de recursos para afrontar de mejor manera esta situación incierta”, señala Garrido.

Explica que algunas claves para enfocar esta estrategia es plantearse un horario o una rutina que sea flexible, con un inicio y un final definido para cada actividad y que, en caso de que no podamos cumplirla, no nos vaya a generar estrés o emociones que evoquen a un sentimiento de culpabilidad.

“Esto nos permitirá adoptar una actitud más activa y conseguir que los obstáculos que se nos presenten podamos afrontarlos desde una predisposición diferente, quizá más positiva y constructiva”, según Garrido.

2.- Lleva REGISTROS DIARIOS DE TUS IDEAS Y EMOCIONES para desactivar tus sentimientos de culpa.

Para Garrido es normal que durante el proceso de adaptación a las nuevas experiencias nos sintamos culpables debido a lo que hemos pasado y a la situación en la que nos encontramos.

“Esta culpabilidad va a condicionar nuestra forma de adaptarnos a la realidad si se mantiene a lo largo del tiempo y no la convertimos en un aprendizaje que fortalezca nuestra resiliencia, es decir nuestra capacidad de adaptarnos a las perturbaciones o situaciones adversas”, asegura.

Para llevar a la práctica esta estrategia considera interesante dibujar en una hoja una tabla con cuatro columnas.

“En la primera anotaremos la situación en la que nos sentimos culpables (ejemplo: “Estoy en el sofá sin hacer nada”); en la segunda, anotaremos nuestros pensamientos (ejemplo: “No puedo salir a hacer ejercicio por el momento en el que estamos”); y en la tercera apuntaremos aquellas emociones que este pensamiento nos sugiere (ejemplo: “Me siento desesperanzado e indignado”).

“Por último, la cuarta columna la rellenaremos al final de cada día, cuando estos pensamientos y emociones se habrán regulado un poco más”, según Garrido.

En esta columna, “escribiremos si estas ideas y emociones son irracionales, y hasta qué punto lo son y si se adaptan bien a la realidad actual”, recomienda.

“También escribiremos en ese espacio las cosas que nos vengan a la mente para poder sobrellevar la situación por la que nos sentimos culpables, para lo cual podemos pedir ayuda o consejo a personas cercanas, para contar con más puntos de vista”, señala.

“Este ejercicio tiene como fin valorar estas situaciones desde un canal más racional y con más perspectiva, en lugar de juzgarlas desde un canal más emocional y con visión de túnel, es decir, con una percepción muy estrecha y limitada de la realidad”, concluye Garrido.