¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Se va sin triunfadores la última corrida del 2012, en La Plaza México

El cartel conformado por el matador español Robert Galán y los nacionales Israel Téllez y Guadalupe López, no pudieron salir adelante frente a unos hastados que por momentos merecieron los reproches del respetable, aunque también en algunos casos también existió falta de argumentos con la muleta.

Notimex Domingo 30 De Diciembre, 2012 · 21:59 pm
Se va sin triunfadores la última corrida del 2012, en La Plaza México
Se va sin triunfadores la última corrida del 2012, en La Plaza México

Ante un encierro de variadas carencias y contrastes de la ganadería de Villahermosa, se realizó la onceava y última corrida del 2012, de la Temporada Grande en la Plaza México, la cual se fue sin triunfadores.

El cartel conformado por el matador español Robert Galán y los nacionales Israel Téllez y Guadalupe López, no pudieron salir adelante frente a unos hastados que por momentos merecieron los reproches del respetable, aunque también en algunos casos también existió falta de argumentos con la muleta.

El ibérico, apadrinado por Téllez para recibir su confirmación en La Plaza México, tuvo ovación con su primero y recibió palmas en el segundo, que el público exigió regresar por su falta de cualidades al final el matador español recibió palmas.

La exhibición del guanajuatense Israel Téllez fue sobrada de facultades, su primer toro fue un animal anémico que no pudo envestir y en el segundo con “Bolero”, pinchó y escuchó un primer aviso, con lo que se fue en silenció en ambas ocasiones.

Por su parte, la yucateca Lupita López, tuvo con su primero una buena exhibición de derechazos largos y su estocada se fue caída por lo que salió con palmas en un intento de reconocerle el valor mostrado.

Con su segundo y último de la tarde, de nombre “Danzón”, con carácter y embestida violenta, que tuvo largo castigo de varas, Lupita no pudo acoplarse para bailar el mismo son, aunque el temple estuvo siempre en sus muletazos, tuvo muchos tropiezos tras fallar con la espada y querer descabellar, por lo que se fue entre silbidos.