¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Rinden homenaje luctuoso a Mario Vázquez Raña

A un mes del fallecimiento de quien fue presidente del Comité Olímpico Mexicano por 27 años y que fue designado titular del cargo honorario y vitalicio, en la explanada del Centro Deportivo Olímpico Mexicano, que lleva su nombre y donde existe una estatua con su figura, se llevó a cabo el reconocimiento.

Notimex Domingo 8 De Marzo, 2015 · 19:02 pm
Rinden homenaje luctuoso a Mario Vázquez Raña
Foto Internet

Un homenaje con mensajes llenos de sentimiento, de palabras de reconocimiento al líder, atleta y ser humano que fue en vida, con decenas de invitados especiales y autoridades deportivas, se le rindió hoy al recién fallecido Mario Vázquez Raña. 

A un mes del fallecimiento de quien fue presidente del Comité Olímpico Mexicano por 27 años y que fue designado titular del cargo honorario y vitalicio, en la explanada del Centro Deportivo Olímpico Mexicano, que lleva su nombre y donde existe una estatua con su figura, se llevó a cabo el reconocimiento.

Carlos Padilla Becerra, presidente del Comité Olímpico Mexicano; Jesús Mena Campos, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade); Felipe Muñoz, titular de la Comisión del Deporte de la Cámara de Diputados, fueron algunas de las autoridades de organismos nacionales presentes en el acto.

A nivel internacional estuvieron Ivar Sisniega, primer vicepresidente de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), René Cardona, jerarca de la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (Odecabe), el uruguayo Julio Maglione, presidente de la Federación Internacional de Natación (FINA), y Olegario Vázquez Raña, hermano de Mario, empresario y dirigente.

El acto comenzó con las notas del Himno Nacional Mexicano, seguido por la presentación de las autoridades presentes, luego se proyectó un video con imágenes del citado finado con atletas, directivos deportivos y mandatarios gubernamentales, para proseguir con discursos de Carlos Padilla Becerra e Ivar Sisniega.

El actual titular del COM destacó diversas características de quien falleció hace un mes a los 82 años de edad, a quien catalogó como un “mexicano universal” y de quien destacó que gracias a sus intervenciones al frente del Comité Olímpico Mexicano debe reconocerse que como un legado “en México la flama olímpica sigue viva y en armonía institucional”.

Durante su discurso valoró que Mario Vázquez Raña tuvo relaciones y negociaciones “con prácticamente todos los gobiernos y organizaciones deportivas del mundo. Muchos comités olímpicos, sobre todo en momentos de dificultad, tuvieron en Don Mario el respaldo requerido. Su criterio visionario fue establecer y mantener buenas relaciones con los gobiernos y las instituciones deportivas”.

Padilla Becerra, quien organizó el homenaje, aseguró que los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, justa regional a desarrollarse del 10 al 26 de julio próximo, serán una prueba para su buena realización ante su ausencia, tras haberle dado a la Odepa poder económico y como organismo del deporte a nivel internacional.

“Estos juegos, en los que por primera vez en muchos años no estará Don Mario Vázquez Raña, serán la muestra de que su tarea, sus ilusiones, sus esfuerzos, sus protestas, en fin toda su pasión, se mantienen vivas y continuarán superándose en su ausencia, como él hubiera exigido en vida”, señaló el jerarca del COM.

E Ivar Sisniega, primer vicepresidente de la Odepa, destacó que el esfuerzo, trabajo, pasión y obsesiva puntualidad que tenía el otrora líder deportivo, “más allá que la de los ingleses”, llevó a que la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) se convirtiera en un organismo sano económicamente y poderoso en el plano deportivo.

Hizo hincapié en la calidad humana que profesaba, pues “siempre dio su lugar a todos los comités olímpicos por pequeños que fueran, a todos dio el respeto y atención”.

Valoró también el orgullo de ser mexicano que sentía y que siempre expuso en todo momento, con detalles como hacer bromas y comentarios en doble sentido durante las asambleas de Odepa, de las cuales sólo los participantes del país entendían y se reían.

Para culminar, tras un par de números musicales clásicos, así como par de discursos fuera de programa, se colocaron tres ofrendas florales y se montó una guardia de honor en el nicho especial dedicado al fallecido directivo, para cerrar con un minuto de aplausos a la memoria del personaje en cuestión.