enero 19, 2022
Radio
Webcam
Buscar
Deportes

Jugadores musulmanes del Mundial deben decidir si respetan el Ramadán

Varios equipos procedentes de países musulmanes (Irán, Bosnia, Costa de Marfil) ya han sido eliminados en primera vuelta y para el resto, los posibilidades dadas por las autoridades religiosas deberían limitar el número de ayunadores.

AFP
Jugadores musulmanes del Mundial deben decidir si respetan el Ramadán

El ayuno del Ramadán que empezará este fin de semana para los musulmanes debería afectar a pocos jugadores todavía en liza en el Mundial brasileño, pero los que lo cumplan vivirán bajo una rígida supervisión médica.

Varios equipos procedentes de países musulmanes (Irán, Bosnia, Costa de Marfil) ya han sido eliminados en primera vuelta y para el resto, los posibilidades dadas por las autoridades religiosas deberían limitar el número de ayunadores.

Como “viajeros”, los msulmanes pueden beneficiarse del derecho a retrasar el mes del Ramadán a un periodo ulterior, al igual que las mujeres embarazadas y los enfermos. Una solución a la que recurren a menudo los individuos “aislados” en equipos donde otras confesiones son mayoritarias como en Francia, Alemania o Suiza.

Otros, como el centrocampista alemán Mesut Özil decidió no guardar el Ramadán en este año de Mundial. “Trabajo y voy a seguir trabajando. Así que no haré el Ramadán, como trabajo es imposible para mí hacerlo este año”, explicó.

No obstante, algunos en Brasil deberían cumplir con el precepto religioso de forma más o menos ajustada al calendario de ayuno, como los jugadores de la selección argelina, que ya tienen todo previsto en caso de que se clasifiquen para los octavos el jueves. Con los peligros inherentes a esta decisión.

“Me parece muy complicado respetar estrictamente el Ramadán durante un Mundial”, consideró el entrenador francés Claude Leroy, que ya acompañó a los internacionales de la selección de Omán durante un Ramadán cuando era seleccionador de ese país.

“Para los partidos de las 13h00 o de 17h00, ¿qué hacer? Sobre todo por la hidratación. Es imposible e, incluso, peligroso”, consideró Leroy, que sigue el Mundial como comentarista de Radio France.