diciembre 02, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Ciencia y Tecnología

Vitaminas reducen inflamación por ejercicio en personas con obesidad: INR

En entrevista para la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la especialista señaló que las personas con obesidad no tienen un tiempo de recuperación oportuno posterior a la actividad física como aquellas que están sanas.

Notimex
Vitaminas reducen inflamación por ejercicio en personas con obesidad: INR
Foto ilustración

De acuerdo con una investigación del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), el tratamiento con vitaminas antioxidantes, como las E y C, durante y después del ejercicio reduce la respuesta inflamatoria en las personas con obesidad. 

Las vitaminas también pueden contribuir a reducir las alteraciones hematológicas y disminuir los factores relacionados con el riesgo cardiovascular durante las primeras etapas de un programa de ejercicio aeróbico.

Por ello, antes de recomendar hacer ejercicio por 30 minutos, el profesional de la salud debe estudiar al paciente y darle recomendaciones sobre cómo ejercitarse y los riesgos que tiene por su padecimiento, indicó la investigadora Andrea Pegueros Pérez.

En entrevista para la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la especialista señaló que las personas con obesidad no tienen un tiempo de recuperación oportuno posterior a la actividad física como aquellas que están sanas.

“La recuperación posterior al ejercicio produce un efecto de inflamación y una modificación importante sobre la función de los eritrocitos o también llamados glóbulos rojos, células que transportan oxígeno y otros nutrientes al organismo, principalmente al músculo”, explicó Pegueros Pérez.

“Si administramos vitaminas E y C en sujetos con obesidad, esto favorecerá que la membrana eritrocitaria sea más estable, de tal forma que posterior a un ejercicio agudo exista una menor destrucción de eritrocitos y las condiciones de transporte de oxígeno no se vean comprometidas”, añadió.

La investigación, hecha por Pegueros Pérez y Salvador Sánchez Serrano, evaluó el efecto de las vitaminas E y C en los cambios posteriores que se presentan al hacer un esfuerzo físico sobre la función de las células eritrocitarias en individuos con obesidad.

Para llevarla a cabo, los pacientes de estudio se distribuyeron en dos grupos de tratamiento con las vitaminas E y C, cuyos resultados se compararon con los obtenidos de un grupo de individuos sin obesidad.

Los grupos se sometieron a una prueba de esfuerzo aeróbica antes y después del tratamiento. Durante ese tiempo se tomaron muestras de sangre para saber el comportamiento de los eritrocitos y las vitaminas en suero y en sangre antes y después del tratamiento. 

Así, se llegó a la conclusión de que el tratamiento con vitaminas antioxidantes permite que las personas con obesidad tengan una respuesta similar a la que presentaron los controles de las personas que no son obesos.