¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Personas con síndrome de Down, son vulnerables a desarrollar Alzheimer después de los 35 años: UNAM

En la mayoría de los casos se da si hay una copia extra del cromosoma 21 (trisomía 21), que causa problemas en el desarrollo del cuerpo y del cerebro.

 

Rocío Méndez Lunes 19 De Octubre, 2015 · 08:21 am
Personas con síndrome de Down, son vulnerables a desarrollar Alzheimer después de los 35 años: UNAM

Las personas con síndrome de Down, por una alteración cromosómica que les trae dificultades verbales, auditivas y fallas cardíacas en el 45% de los casos, también tienen alta probabilidad de desarrollar demencia tipo Alzheimer después de los 35 años, alerta Ángel Daniel Santana, de la Clínica de Trastornos del Sueño de la UNAM, al resaltar que la estigmatización sigue afectando a esta población.

En el marco del IV Simposio Avances y Perspectivas en el Conocimiento del Síndrome de Down y otros Desórdenes del Neuro-desarrollo, el también especialista en ciencias médicas del Hospital General de México detalló que en el estudio para caracterizar a niños no se han empleado técnicas electrofisiológicas con amplitud.

La afección referida es una de las causas más comunes de anomalías cromosómicas en los humanos. En la mayoría de los casos se da si hay una copia extra del cromosoma 21 (trisomía 21), que causa problemas en el desarrollo del cuerpo y del cerebro.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la incidencia en recién nacidos a nivel mundial oscila entre uno de cada mil y uno de cada mil 100.

Santana recordó que en 1866 John Down identificó a esta población y en 1959 Lejeune y sus colaboradores confirmaron la presencia de la trisomía 21 como la causa.

Algunas características físicas del padecimiento son la disminución del tono muscular; ojos, lengua y orejas mal formadas; extensión de las articulaciones y del espacio entre el dedo gordo y los demás apéndices del pie.

Suelen presentar problemas oculares, del 60 al 80 por ciento tiene un déficit auditivo y del 40 al 45 experimentan alguna enfermedad cardiaca congénita. Tienen dificultades en actividades verbales, pero fortalezas en tareas visuoespaciales y son proclives a desarrollar demencia tipo Alzheimer después de los 35 años.

Finalmente Santana apremia a la revisión del estudio de la función cognitiva a través de la actividad eléctrica cerebral—él ha encontrado diferencias entre personas con Down y autismo, dos grupos con alteraciones cromosómicas, como que las primeras poseen un mejor procesamiento en la detección y caracterización de estímulos auditivos simples- porque “los métodos típicos para evaluar a alguien con este trastorno dan información parcial”.