¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Pacientes con cáncer dejan de ir al hospital por temor al Covid

EFE Jueves 5 De Noviembre, 2020 · 11:24 am
Pacientes con cáncer dejan de ir al hospital por temor al Covid
Los pacientes con cáncer han dejado de acudir a hospitales por temor al Covid-19 / EFE
Escucha la nota:

Al menos 1.5 millones de mexicanos con padecimientos crónicos han dejado de acudir a atención hospitalaria y consultas médicas durante la primera mitad del año por miedo al contagio de la Covid-19, lo que agrava sus enfermedades, advirtieron especialistas.

El oncólogo José Regalado comentó que esto provoca que sus enfermedades se desarrolle más rápido y que los tratamientos relacionados hayan disminuido hasta un 60 %, lo que arriesga la salud de los pacientes.

Información relacionada: Destacan importancia de dispositivos médicos en atención a diabetes

Entre los padecimientos que se han visto afectados está el cáncer de próstata, que es la primera causa de muerte en hombres por neoplasia, al incluso superar el número de casos de cáncer de mama en mujeres.

Según la Secretaría de Salud, al año casi 7 mil hombres fallecen y tan solo en 2018 más de 25 mil hombres fueron diagnosticados con esta enfermedad “pero lo más preocupante es que 70 % de los casos se identifican en etapa avanzada, incrementando las cifras de mortandad”, señaló Regalado.

María Teresa Bourlon, oncóloga adscrita al servicio de Hemato-Oncología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), comentó que uno de los retos es vencer las cuestiones culturales sobre el tacto rectal, una de las pruebas diagnósticas más importantes.

“Los hombres piensan que puede haber consecuencias en la capacidad eréctil o incluso poner su hombría en tela de juicio”, apuntó.

Señaló la importancia de diagnosticar el cáncer cuando se encuentre en etapas iniciales, “ya que en la mayoría de los casos no existen signos o síntomas que puedan dar algún indicio de la enfermedad”.

Bourlon afirmó que el tacto rectal permite conocer el tamaño, la forma y la consistencia de la próstata, para detectar algún tumor importante que pudiera significar la presencia del cáncer.

Por ello, es necesario que a partir de los 45 años o 40, si hay historia familiar de cáncer, se programen revisiones al menos una vez al año.

Sobre la prueba de antígeno prostático específico (APE), expuso que es una medición en sangre de los niveles de una proteína producida por la próstata, cuyo incremento en algunas ocasiones puede deberse al cáncer.

La medición del APE es un complemento al tacto rectal, y su interpretación siempre debe hacerse bajo la supervisión de un médico porque hay otras causas no cancerígenas que lo pueden elevar.