¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Estudian en la UAM propiedades del brócoli y coles de Bruselas para prevenir infartos

Alejandro Silva Palacios, doctor en Biología Experimental por la UAM, detalló  que muchas ocasiones la forma de administración de esas moléculas es intravenosa, mientras que lo que intenta a través de su trabajo es que pueda ser suministrado de manera directa al corazón para acortar riesgos.

Adrián Jiménez Lunes 9 De Septiembre, 2019 · 21:22 pm
Estudian en la UAM propiedades del brócoli y coles de Bruselas para prevenir infartos
En el proyecto del alumno de la  UAM también trabajan las doctoras Mina Königsberg, académica del Departamento de Ciencias de la Salud de la misma institución y Cecilia Zazueta Mendizábal, científica del Instituto Nacional de Cardiología
Escucha la nota:

Aunque la investigación aún se encuentra en fase experimental, los avances son prometedores en virtud de que el brócoli y las coles de Bruselas aportarían el antioxidante necesario para fortalecer el miocardio, protegiéndolo de un posible infarto, así como para disminuir el daño en caso de padecerlo, informó Alejandro Silva Palacios, doctor en Biología Experimental por la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), quien investiga los efectos de estas moléculas para determinar la viabilidad de su uso cotidiano -en un futuro cercano– y constituirse como blanco terapéutico para aplicarse en estudios clínicos.

“A través de algunos ensayos nos ayudan a determinar qué tan buenos pueden ser estos antioxidantes, estas moléculas, particularmente el que nosotros estudiamos es el sulforafano que proviene de la dieta, principalmente del brócoli y de la coles de Bruselas que han mostrado tener efectos antioxidantes, así como antiinflamatorios en diferentes modelos patológicos”, indicó.

Información relacionada: Tres asteroides se aproximan a la Tierra

Hasta el momento, el doctor Silva Palacios ha comprobado que el sulforafano sí funciona al ser aplicado en el  modelo animal, por lo que el siguiente paso sería intentar suministrarlo a pacientes que crucen por un infarto agudo al miocardio, lo que representaría la cima de la investigación.

El especialista detalló  que muchas ocasiones la forma de administración de esas moléculas es intravenosa, mientras que lo que intenta a través de su trabajo es que pueda ser suministrado de manera directa al corazón para acortar riesgos.

En caso de comprobarse la premisa del maestro en Biología Experimental por la Casa abierta al tiempo, la frase “aliméntate sanamente” resultaría cierta toda vez que el consumo de verduras, sobre todo crudas, es benéfico para la salud y en este caso se tendría información precisa respecto de los usos médicos del brócoli, alimento que además elimina el llamado colesterol malo del organismo por su alto contenido de fibra, con lo que de entrada previene enfermedades cardiovasculares y protege la salud del corazón.

En el proyecto del alumno de la  UAM también trabajan las doctoras Mina Königsberg, académica del Departamento de Ciencias de la Salud de la misma institución y Cecilia Zazueta Mendizábal, científica del Instituto Nacional de Cardiología, quienes investigan el papel de los antioxidantes como posibles mecanismos de protección en un modelo de infarto al miocardio.