¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Desigualdad social y estrés, factores de riesgo para padecer diabetes

La investigación reciente sugiere que, además de la atención farmacológica, es importante tener ciudades inteligentes que pongan al ser humano en el centro.

Notimex Martes 17 De Noviembre, 2015 · 19:01 pm
Desigualdad social y estrés, factores de riesgo para padecer diabetes
Foto ilustración

Factores socioculturales como la disposición de comida rápida y barata, una inadecuada planeación urbanista, el estrés y la desigualdad, influyen en el aumento de la diabetes, según el estudio Ciudades cambiando la diabetes.

La investigación reciente sugiere que, además de la atención farmacológica, es importante tener ciudades inteligentes que pongan al ser humano en el centro.

Así como realizar cambios de hábitos en el estilo de vida de los habitantes de las urbes, para que consuman alimentos saludables y realicen la mayor actividad física posible.

Los mexicanos, por ejemplo, beben en conjunto el equivalente a 3.6 millones de latas de refresco al día, mientras que en China el consumo de carne aumentó 10 veces en los últimos 40 años.

Especialistas en el tema hablaron sobre la situación que priva en cinco ciudades del mundo, durante la presentación del estudio en la Primera Cumbre Ciudades Cambiando la Diabetes 2015, celebrada en la capital de Dinamarca.

La experta en arquitectura urbana, Helle Soholt, consideró que las ciudades saludables son las que son diseñadas pensando en las actividades de las personas, no en el tráfico vehicular y el cambio demográfico que sólo toma en cuenta el eventual confort de la gente dentro de su vivienda y no al exterior de los edificios.

Mencionó que por lo general, el porcentaje para que los peatones se muevan en la vía pública es de 30 por ciento, mientras que las calles ocupan hasta 35 por ciento del espacio, por lo que es necesario rescatar más lugar para el peatón y un transporte público eficiente.

En el estudio sobre diabetes y ciudades se informó que en la ciudad de México cada año se agregan a las calles 200 mil vehículos, y es uno de los sitios con más comida en la calle, siendo que esto último favorece una alimentación con alto contenido de grasa y calorías.

Mientras que en una publicación china se informó que en 2013 se consumieron en ese país 77.6 millones de toneladas de carne, lo que representó un incremento de 10 veces en cuatro décadas.

De igual forma, mencionó que 28 por ciento de las calorías consumidas por los niños en la ciudad de Shanghai, proviene de alimentos procesados envasados.

Una quinta parte de la comida que se ordena en restaurantes de esa zona es desperdiciada, por lo que se afirma que la nueva generación se desconecta de su comida al consumir alimentos procesados, realizando comidas fuera de casa y derrochando esos productos.

Al respecto, el director de la organización Peers for Progress (Compañeros de progreso), Edwin B. Fisgar, dijo que en las ciudades mucha gente se siente sola o vive en zonas marginadas y el aislamiento hace tanto daño como el tabaquismo, por ejemplo.

Por ello, es importante el apoyo de pares entre pacientes de diabetes, pues el compartir experiencias logra una mejor comprensión de la enfermedad.

Las cinco ciudades que participan en el programa piloto Ciudades cambiando la diabetes, son: Copenhague, Houston, México, Tianjin y Shanghái.

El próximo año se sumarán a esta alianza convocada por la farmacéutica Novo Nordisk las ciudades de Vancouver y Johannesburgo, anunció el presidente y director ejecutivo de dicha empresa, Lars Rebuen Sorensen.

Coincidió en que el problema de la diabetes va más allá de los factores biológicos, ya que la desigualdad, la falta de actividad física, la disponibilidad de comida rápida y barata, entre otros hábitos que se han ido adquiriendo en las últimas décadas están influyendo en el aumento de casos.

La intención es generar un movimiento mundial al que cada día se sumen más ciudades y puedan realizarse modificaciones urbanas que favorezcan una vida saludable.