¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Combustibles limpios, ya son una realidad en México

Teresa Orta Ledesma investigadora de la UNAM, explicó que el método que se sigue para obtener el combustible se utiliza en plantas de tratamiento de agua.

Notimex Jueves 9 De Octubre, 2014 · 18:34 pm
Combustibles limpios, ya son una realidad en México
Foto internet Frontera info.

Mediante una técnica existente que se aplicará en aguas residuales, se aprovecharán las microalgas como biomasa para hacer combustibles limpios, como el biodiesel y bioetanol, explicó la investigadora de la UNAM, Teresa Orta Ledesma.

La experta del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) detalló que la técnica es la ozoflotación, que utiliza ozono para separar y modificar la estructura molecular de las microalgas.

Explicó que es un método que por lo general se instala en plantas de tratamiento de agua, ya que separa las microalgas suspendidas, oxida los metabolitos y los microcontaminantes indeseables para la potabilización.

“Bajo el enfoque de agua para potabilizar, la ozoflotación se utiliza, pero nosotros proponemos algo nuevo: aplicar el método a la separación de las microalgas cultivadas en aguas residuales”, detalló.

En un ciclo completo de sustentabilidad, indicó la especialista en ingeniería ambiental, crecen las microalgas en aguas residuales, ricas en nitrógeno y fósforo, y así duplica su producción en sólo 24 horas.

Con financiamiento aprobado para los próximos tres años será “algo nuevo en el país y en el mundo, pues desde la sustentabilidad reunimos tecnologías que utilizan y aprovechan el agua residual con otras que extraen lípidos de las microalgas, para usarlas como biocombustibles”, reiteró.

Esto tiene ventajas frente a otros cultivos, como la caña de azúcar o el maíz, que son alimentos, ya que “algunas condiciones favorables de la biomasa microalgal es que crece rápido, sólo con luz solar y nutrientes”, detalló en un comunicado.

“El plan es producirla a gran escala para originar biodiésel y bioetanol, y aprovechar la biomasa residual para generar biogás y/o alimento para animales. Este enfoque implica una transformación del proceso hacia la sustentabilidad”, destacó.

De esta manera, la universitaria y sus colaboradores José Raunel Tinoco, Heberto Novelo y Sharon Velázquez, realizarán estudios comparativos de las diferentes especies que conviene crecer y explotar, y buscarán escalar la producción de biomasa a planta piloto.

Puntualizó que “la idea es que en este tiempo logremos plantear una en el Instituto de Ingeniería para producir los biocombustibles”.