¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

La herida que dejó el sismo del 19 de septiembre de 2017 está lejos de cicatrizar

De acuerdo con autoridades capitalinas, 800 familias de las alcaldías de Iztapalapa, Tláhuac y Xochimilco cuyas viviendas resultaron dañadas con el sismo de hace dos años serán reubicadas

Adrián Jiménez Jueves 19 De Septiembre, 2019 · 18:30 pm
La herida que dejó el sismo del 19 de septiembre de 2017 está lejos de cicatrizar
Mónica, damnificada del edificio 1-C del Multifamiliar de Tlalpan, recuerda que tuvo que vivir un tiempo con su hermana, después, rentar nuevamente y finalmente, está en proceso para obtener un crédito de vivienda a través del INVI.
Escucha la nota:

Tristeza, coraje y terror, son las palabras con las que Enrique Martínez y Mónica García recuerdan el sismo de 7.1 que sorprendió a los capitalinos a las 13:14 horas del 19 de septiembre de 2017. Han pasado dos años. Ellos forman parte de dos de las 17 mil 700 familias que resultaron afectadas.

Mónica, damnificada del edificio 1-C del Multifamiliar de Tlalpan, recuerda que tuvo que vivir un tiempo con su hermana, después, rentar nuevamente y finalmente, está en proceso para obtener un crédito de vivienda a través del INVI.

Información relacionada: No había un padrón confiable de damnificados por sismos de 2017: Sedatu

Las imágenes de aquel día llenaron de lágrimas sus ojos. Cuenta que los dueños de los departamentos se agandallaron los apoyos.

“Obviamente los dueños, yo digo que con mala fe, agandallaron, así, la palabra real y así es, pues los apoyos, porque finalmente también ellos dijeron que se habían quedado sin nada, cuando al final de cuentas se les está construyendo su patrimonio y ahí está, ellos realmente no perdieron nada, ya lo tienen, ya está en camino el edificio pero ellos sin menor piedad llegaron y recogieron los apoyos”, comenta.

Su historia está llena de contrastes, hoy dice es diferente pues la tragedia la impulsó a salir adelante. No obstante pide al gobierno de Claudia Sheinbaum que no dejen de lado a quienes rentaban viviendas que colapsaron, pues la mayoría no corrió con la misma suerte que ella.

La historia de Enrique es distinta, él vive en el campamento ubicado en avenida del Taller 21. Edificio que de acuerdo a los dictámenes tiene que ser demolido y que se encuentra en un proceso jurídico, toda vez que una inmobiliaria lo reclama como su propiedad. Ahí habitaban siete familias que han ganado 4 procesos legales contra esa empresa. El gobierno de la 4T, afirma, es una simulación, pues no ha tenido voluntad política para ayudarlos.

Y es que ellos mismos han tenido que apuntalar el edificio y a pesar de que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum les prometió desde enero resolver su caso, el tiempo ha pasado y no hay ningún avance.

“De verdad es triste decirlo pero da más coraje y rabia que teniendo la autoridad de ahorita, esperábamos un cambio de la cuarta transformación que tanto se menciona, sin en cambio, esa cuarta transformación es nula, es totalmente vacía, creo que lo único que le falta a este gobierno es tener la voluntad política porque así lo queremos ver nosotros, para solventar esa falla que están tendiendo”, reclama.

A dos años de aquel 19 de septiembre de 2017, la herida que dejó el sismo duele, lastima y está lejos de cicatrizar. Así lo muestran las cifras que hace dos días presentó durante su informe la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. De las 11 mil 970 viviendas unifamiliares afectadas que se tienen que rehabilitar o reconstruir, los trabajos en 8 mil 872 comenzarán, según la mandataria local, este mes. En tanto, a la fecha 430 ya fueron entregadas y hay mil 715 en rehabilitación.

El caso de la vivienda multifamiliar no es distinto, pues de los 403 edificios afectados, en 261 edificios están por iniciar rehabilitación o reconstrucción total, mientras que 43 ya fueron entregados y 58 están en rehabilitación.

De acuerdo con autoridades capitalinas, 800 familias de las alcaldías de Iztapalapa, Tláhuac y Xochimilco cuyas viviendas resultaron dañadas con el sismo de hace dos años serán reubicadas, en virtud de que no es viable llevar a cabo un proceso de reconstrucción en el lugar donde están ubicadas.

La situación en las escuelas afectadas tampoco es halagüeña. En mil 990 de ellas continúan los trabajos de reconstrucción.

Así, las grietas que el sismo dejó en la tierra y en la mente del pueblo de México siguen siendo profundas.