noviembre 27, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Capital

Constitución de la CDMX debe ser incluyente en favor de los más necesitados: Arzobispado de México

Destacó, a través de un comunicado,  que un ejercicio como la Cosntitución debe ser inclusivo para encontrar una plataforma común “que nos permita considerarnos miembros de una sociedad plural pero en unidad". 

Comunicado Oficial
Constitución de la CDMX debe ser incluyente en favor de los más necesitados: Arzobispado de México
Foto: Arzobispado Primado de México

El Arzobispado Primado de México se pronunció por que la Constitución de la Ciudad de México permita que los criterios que rigen la ciudad sean verdaderamente incluyentes, con un interés prioritario hacia los más necesitados. 

Piden que la Constitución sea incluyente de principios, objetivos, debates, valores, tradiciones, creencias y acuerdos recopilados en un texto normativo de carácter superior. 

Destacó que un ejercicio así debe ser inclusivo para encontrar una plataforma común “que nos permita considerarnos miembros de una sociedad plural pero en unidad y, desde esta base fundamental, se plasme el referente jurídico local superior que encausará las relaciones públicas de todos los miembros y visitantes de la capital”. 

Para la edificación de un orden social justo para todos que promueva integralmente a la persona y consolide el bien común, por lo que propusieron que los dichos puntos fundamentales sean:

La Dignidad: con la conciencia de que toda persona humana, sin importar su origen, condición social, física, mental, credo religioso, formación u oficio, es el centro y corazón de la sociedad, la cual da sentido a las normas, relaciones y actividades de la Ciudad de México y que, por tanto, no podría existir ningún criterio que pase por encima de ellas. De lo contrario eso sería esclavitud, marginación o denigración, hechos que ya no pueden seguir presentes en nuestra Ciudad de México. 

 Un Estado laico: capaz de garantizar una base de libertades necesarias para que las personas tengan una vida plena, en las que a nadie se le imponga, pero tampoco se le prohíba, el ejercicio personal y comunitario, público y privado, de ningún credo religioso, ideología, costumbre, etc., respetando siempre la promoción integral de la persona y la edificación del bien común. 

La Solidaridad: para reconocer que una sociedad se construye con el trabajo de sus miembros y que, a causa de esto, se han de favorecer y promover las iniciativas que busquen edificar bien común, ciudadanía y participación de modo firme y perseverante.  Una Constitución en la que la voz del pueblo encuentre un cauce que permita que los criterios que rigen la ciudad sean verdaderamente políticos, con un interés prioritario hacia los excluidos. 

Constructores de Paz, estable y duradera. Una Constitución que contenga leyes que promuevan la paz en todos los ángulos. Con la certeza de que sus ciudadanos sean pregoneros de paz. Confiados en la ayuda y protección mutua como buenos vecinos y hermanos, erradicando la violencia en todas sus formas para garantizar la seguridad pública y privada. 

Además, reiteró el apoyamos a todas las iniciativas a favor de este compromiso comunitario por el bien común y la promoción integral de la persona e invitó a  participar activamente en la edificación de una ciudadanía más solidaria.