¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Voces de mujer en la obra de Saramago rindió un emotivo homenaje al escritor portugués en el Palacio de Bellas Artes

Destacó el texto inédito sobre María Magdalena que fue leído en portugués; se integrará como epílogo a una futura edición de El Evangelio según Jesucristo

 

Redacción MVS Noticias Viernes 1 De Abril, 2011 · 13:08 pm
Voces de mujer en la obra de Saramago rindió un emotivo homenaje al escritor portugués en el Palacio de Bellas Artes
Voces de mujer en la obra de Saramago rindió un emotivo homenaje al escritor portugués en el Palacio de Bellas Artes

Siete voces femeninas distintas conmovieron y mantuvieron atenta a la audiencia en el espectáculo Voces de mujer en la obra de Saramago dirigido por Antonio Castro y presentado por Conaculta e INBA en el Palacio de Bellas Artes, para rendir un sensible homenaje al Premio Nobel de Literatura 1998, el escritor portugués José Saramago.

        Como si se tratara de una postal, un gran cuadro de madera enmarcó en escena a la soprano Lourdes Ambriz, acompañada del contrabajista Luis Antonio Rojas para interpretar Kabara´s Lullaby, texto inspirado en una nana kulkhaasi, del compositor inglés, Paul Baker.

        “Eran casi las seis cuando sonó el teléfono por última vez. El médico estaba sentado al lado, levantó el auricular, Sí, soy yo, dijo, escuchó con atención lo que le estaban diciendo, y sólo hizo un leve movimiento de cabeza antes de colgar”.  Es el fragmento de Ensayo sobre la ceguera que dio inicio a las lecturas dramatizadas con la participación de la periodista Lydia Cacho, la actriz Ofelia Medina y más tarde, Irene Azuela.

        Las intermitencias de la muerte cobró vida a través de las voces de Lourdes Ambriz e Irene Azuela, mientras el violonchelo las acompañaba con las notas de Estudio Bop no. 10 de Eugenio Toussaint, para después entablar un diálogo con Ofelia Medina, quien interpretaba a la muerte, sentada en uno de los palcos.

        La cantante de rock, Ely Guerra también intervino en la parte musical al interpretar a capella la canciónJúrame y  el tema de su más reciente disco, Mi condición, acompañada de un guitarrista y un bajista en escena.

        Descrita como la novela con la que desnudó el alma femenina, Memorial del convento abrió sus páginas en las voces de las actrices Ofelia Medina, Clarissa Malheiros, la soprano Lourdes Ambriz y la esposa de José Saramago, Pilar del Río, cuya voz alcanzó fuerza con la frase “pero no subió a las estrellas, si a la tierra pertenecía”, que incluso está escrita en la lápida del escritor portugués.

        El contrabajo se convirtió en un elemento importante de la puesta en escena al ejecutar Motivy de Emil Tabakov y Toglietemi la vita ancor de Alessandro Scarlatti, junto con el diseño de iluminación de Víctor Zapatero que aportó una dosis dramática.

        Un montaje minimalista en el que predominaron las telas vaporosas del vestuario a cargo de Mónica Raya, y recursos teatrales como unas cubetas metálicas o el vuelo de una gaviota de madera.

 “Soy María Magdalena, amé, no hay nada más que decir”, dijo Ofelia Medina acompañada de las seis mujeres en escena que dieron lectura al texto inédito sobre María Magdalena.

        Clarissa Malheiros lo hizo en su lengua original: el portugués, mientras las demás lo fueron  traduciendo al español para contarnos cómo fue el amor entre este personaje y Jesucristo y qué pasaría una vez que éste ha muerto.

        Voces de mujer en la obra de Saramago concluyó con la presencia en el escenario de Pilar del Río, Ofelia Medina, Lydia Cacho, Ely Guerra,  Irene Azuela, Clarissa Malheiros y Lourdes Ambriz, quien entonaba la canción De mí a la estrellamientras eran proyectadas imágenes de Saramago que parecía despedirse para luego caminar hacia el infinito en lo que fue un emotivo homenaje al escritor portugués fallecido en junio del año pasado.

        Entre los asistentes estuvo la presidenta del Conaculta, Consuelo Sáizar; la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, Teresa Vicencio y actores como Héctor Bonilla y su esposa Sofía Álvarez.  

Fuente: Conaculta