¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Legado vigente de J. Clemente Orozco a 130 años de su nacimiento

El legado del muralista mexicano José Clemente Orozco, a 130 años de su natalicio que se cumplen mañana, sigue presente al ser considerado uno de los exponentes más importantes del arte nacional.

Notimex Viernes 22 De Noviembre, 2013 · 18:05 pm
Legado vigente de J. Clemente Orozco a 130 años de su nacimiento
Foto Internet

El legado del muralista mexicano José Clemente Orozco, a 130 años de su natalicio que se cumplen mañana, sigue presente al ser considerado uno de los exponentes más importantes del arte nacional.

Ejemplo de ello es la muestra “Notas contra notas. Una exposición en torno a José clemente Orozco”, que alberga el Museo de Arte Carrillo Gil, desde el pasado 27 de septiembre y hasta al 19 de enero de 2014.

José Clemente Orozco nació el 23 de noviembre de 1883 en Ciudad Guzmán, en el estado de Jalisco, y cinco años más tarde se trasladó a la Ciudad de México, donde ingresó a la Escuela Nacional Preparatoria en 1897.

En 1908 comenzó a estudiar en la Academia de Bellas Artes de San Carlos, de acuerdo con el portal de Internet “fundacionjoseclementeorozco.com”.

Fue en 1910 cuando el muralista presentó su primera exhibición en el marco de la conmemoración del Centenario de la Independencia.

Después, entre 1911 y 1916, Orozco colaboró como caricaturista de “El Hijo del Ahuizote” y “La vanguardia”, para conseguir ingresos económicos.

Así como una serie de acuarelas ambientadas en los barrios bajos de la capital mexicana, demostrando la faceta como caricaturista y pintor, de acuerdo con información publicada en el sitio electrónico “biografiasyvidas.com”.

Durante esta época presentó la influencia del pintor francés Toulouse Lautrec (1864-1901) ya que el pintor realizó en sus lienzos una pintura para “la gente de la calle”.

Destacan su primer cuadro en grandes dimensiones “Las últimas fuerzas españolas evacuando con honor el castillo de San Juan de Ulúa” y la primera exposición pública en 1916 titulada “La casa de las lágrimas”.

Orozco consiguió dar a sus obras un cálido clima afectivo, una violencia incluso a sus obras lo que le valió el calificativo de “Goya mexicano”.

Fue en 1922 cuando el pintor se unió al movimiento muralista mexicano junto con Diego Rivera (1886-1957) y David Alfaro Siqueiros (1896-1974), movimiento que reflejaba tendencia nacionalista, didáctica y popular.

A lo largo de su carrera, el artista tuvo grandes exposiciones especialmente en la ciudad de Nueva York, con un éxito formidable que lo llevó a realizar decoraciones murales para el Pomona College de California.

Los beneficios obtenidos en Estados Unidos le permitieron realizar viajes a Italia, Francia, Londres y España, de donde tomo cierta influencia del arte barroco en sus obras posteriores. El pintor realizó varios murales en México, entre ellos “Lucha por la liberación de México”, “El hombre en llamas”, “Catarsis” y “Juventud”.

Orozco murió el 7 de septiembre de 1949 en la ciudad de México, dejando todo un legado de arte.