¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Halla INAH entierro dedicado a Ometochtli, dios del pulque, en Tlaxcala

Como parte de esta temporada de investigación, se han excavado las áreas habitacionales para encontrar evidencias sobre los cautivos. En un conjunto se descubrieron cuatro aljibes, de los cuales se han explorado tres.

Notimex Miércoles 18 De Noviembre, 2015 · 17:31 pm
Halla INAH entierro dedicado a Ometochtli, dios del pulque, en Tlaxcala
Foto: INAH

Una ofrenda con restos óseos, objetos de cerámica, figurillas, espuelas de caballo, clavos, huesos de animales y esculturas fue hallada en un aljibe de la Zona Arqueológica de Zultépec-Tecoaque, en Tlaxcala.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la osamenta encontrada podría corresponder a un posible sacerdote o gobernante acolhua del periodo Posclásico (1520 d.C.), con el nombre calendárico de Ometochtli, deidad del pulque.

En un comunicado, el Instituto detalló que en el depósito mortuorio destaca una piedra de color verdusco con tonos azules en forma de cilindro en cuya superficie está grabado el numeral o glifo “dos conejo” de Ometochtli, el cual también aparece en un trono hecho en tezontle, tallado en una sola pieza y con restos de pintura azul, hallado en el mismo contexto.

En conferencia de prensa realizada en la Zona Arqueológica de Zultépec-Tecoaque, el arqueólogo Enrique Martínez Vargas y su colaboradora Ana María Jarquín Pacheco señalaron que en dichos aljibes, construidos para almacenar agua, los habitantes del sitio ocultaron objetos pertenecientes a los cautivos españoles antes de abandonar el lugar al enterarse que Hernán Cortés había ordenado su destrucción.

En uno de ellos (aljibe 13), se ubicaron restos óseos de un individuo joven, de 25 o 28 años, al cual se le asocian fragmentos de huesos de niños, vértebras dorsales, costillas y cintura pélvica, así como objetos de cerámica como jarras, cajetes y cuencos utilizados para contener pulque.

“La presencia de este personaje en el interior del aljibe, que representa el inframundo, es muy importante porque está acompañado del numeral que simboliza a la deidad del pulque, de la embriaguez y también de la fertilidad”, explicó Martínez Vargas.

El director del Proyecto Arqueológico Zultépec-Tecoaque detalló que el personaje se encontraba extendido, con la cabeza hacia el Este y los pies hacia el Oeste, abarcando toda la cámara mortuoria.

“Son orientaciones mesoamericanas. Lo curioso es que en los entierros prehispánicos los individuos eran colocados en posición flexionada, que simboliza el renacimiento, y la posición extendida (bocarriba) significa que no va a renacer. Los restos óseos de los infantes rodeaban la piedra cilíndrica que tiene grabado el glifo ‘dos conejo’”.

 

Aún no se llega al fondo del aljibe, que podría medir siete metros de profundidad, con un diámetro de 45 centímetros en la boca que se va abriendo hacia abajo hasta abarcar un metro con 20 o 30 centímetros.

“Aún no se sabe si el personaje falleció o fue sacrificado, pero sin duda tenía un alto rango y el tratamiento mortuorio que se le dio fue muy importante, al colocar en el fondo la ofrenda y en la parte superior la osamenta con su trono y su numeral que lo vinculan con Ometochtli”, agregó.

En su oportunidad, la antropóloga física Bertha Alicia Flores dijo que es difícil determinar el sexo y la filiación étnica de los infantes y que el entierro principal corresponde a un individuo masculino, de 25 a 28 años, que no muestra huellas de actividad intensa ni de patologías severas.

Luego de los análisis al material óseo se podrá establecer su estatura, la morfología del cráneo y si tuvo una intervención antemortem o perimortem, es decir, si fue dado en sacrificio o existe otra causa de muerte.

Como parte de esta temporada de investigación, se han excavado las áreas habitacionales para encontrar evidencias sobre los cautivos. En un conjunto se descubrieron cuatro aljibes, de los cuales se han explorado tres.

En el 14 se hallaron los restos óseos de una familia de perros, en el 15 había gran cantidad de jarras, figurillas y un clavo, y el 16 se va a explorar. Asimismo, en uno de los pasillos se encontraron un plato y una olivera de factura europea.