¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Fonoteca del INAH celebrará 50 aniversario con diversas actividades

La fonoteca, responsable de la investigación, el registro, la conservación y la difusión de la música tradicional y popular, así como de las tradiciones orales, entre otros archivos sonoros, cuenta con una colección de más de 18 mil soportes que conforman acervos de diversos fondos fonográficos.

 

Notimex Martes 4 De Marzo, 2014 · 22:25 pm
Fonoteca del INAH celebrará 50 aniversario con diversas actividades
foto archivo

Con mesas redondas en varias ciudades del país y un encuentro de fonotecas y archivos, la Fonoteca del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) celebrará medio siglo de existencia.

La fonoteca, responsable de la investigación, el registro, la conservación y la difusión de la música tradicional y popular, así como de las tradiciones orales, entre otros archivos sonoros, cuenta con una colección de más de 18 mil soportes que conforman acervos de diversos fondos fonográficos.

De acuerdo con el INAH, en 1964, un grupo de antropólogos y etnólogos independientes, entre ellos Irene Vázquez Valle y Arturo Warman Grij, registró el disco “Testimonio musical de México, el cual se integró de dos apartados uno dedicado a la música indígena y el otro a la mestiza.

Benjamín Muratalla, subdirector general de la Fonoteca, recordó que fue en 1963 cuando un grupo de especialistas de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), en la temática de folclor, que en aquella época estaba en boga, produjeron con sus propios recursos el disco.

La grabación incluyó música huichol, tenek, nahua, mixteca, tzoltzil y mayo, posteriormente esta se convertiría en la plataforma de la colección más importante de música tradicional y popular de América Latina, y su devenir fue la Fonoteca.

Con motivo de la celebración del 50 aniversario de la Fonoteca, se tiene contemplado volver a reeditar dicho material y las otras actividades consisten en mesas redondas en las que se abordará el papel que ha desempeñado la institución en la investigación, el registro, la conservación y la difusión de estas expresiones musicales.

La primera mesa se llevará a cabo en mayo en Morelia, donde se darán cita músicos tradicionales, investigadores, bailadores, danzantes y promotores para discutir sobre lo que ha hecho la Fonoteca y en qué ha contribuido para dar a conocer las vertientes musicales, conservarlas e impulsarlas.

En julio, en la ciudad de Oaxaca, se realizará la otra con la participación de creadores oaxaqueños, de Chiapas, Veracruz y Guerrero, mientras que la última reunión se celebrará en la Ciudad de México, durante el X Foro Internacional de Música Tradicional, a partir de septiembre así como el Encuentro de Fonotecas y Archivos Fonográficos del INAH, en Puebla, durante noviembre.

Muratalla refirió que la tecnología de grabación ha sido una herramienta utilizada por todas las instancias académicas del INAH, desde la antropología social hasta la lingüística, e inclusive algunos arqueólogos utilizan la grabadora para sus bitácoras, graban sus conferencias o ponencias.

El problema, añadió, es que los materiales están dispersos, por lo que desde el año pasado se inició una campaña para detectar donde están los acervos para concentrarlos, editarlos y digitalizarlos, además de aplicarles técnicas de conservación para su posible catalogación uniforme para que estén a disposición de todo el público.

Como parte de la serie discográfica “Testimonio musical de México”, la Fonoteca editará nuevos títulos como “Un siglo de registros musicales de coras y huicholes”, que parte desde las grabaciones de Carl Lumholtz hasta lo hecho recientemente.

También “Un mariachi tradicional del Gran Nayar”, del investigador Jesús Jáuregui, otro sobre expresión tepehua, uno más sobre género norteño titulado “Arriba el norte”, que consta de dos volúmenes y finalmente uno cuyo repertorio data del año en que se fundó el INAH.

La Fonoteca del INAH cuenta con cuatro académicos que desarrollan proyectos antropológicos, etnológicos, etnohistóricos y etnomusicológicos: Felipe Flores, Carlos Ruiz Rodríguez, J. Jesús Jáuregui Jiménez y Marina Alonso Bolaños.

Posee un acervo de 18 mil soportes integrados por discos de acetato, vinil, casetes, cintas de carrete abierto, discos compactos, DAT, carrete de alambre y un cilindro de cera, grabaciones de carácter etnográfico que hace singular la colección.

El acervo está agrupado en los Fondos Fonográficos y Documentales: “Testimonio musical de México”, de Arturo Warman Grij, Irene Vázquez Valle, Gabriel Moedano Navarro, E. Thomas Stanford, Henrietta Yurchenco, Carl Sofus Lumholtz, Samuel Martí, Konrad Theodor Preuss, José Raúl Hellmer Pinkham y Jesús Jáuregui.

También con colecciones fonográficas de Antonio García de León, Raúl Villaseñor y Juan José Rivera Rojas, además de los Archivos de la Palabra, Programa de Historia Oral y el Testimonial Sonoro de Personalidades.

Se cuenta con un área de control de acervos, donde se realiza desde un inventario y la aplicación de técnicas de conservación hasta la limpieza de soportes.

Entre las donaciones que se han recibido destaca la de la Sociedad Mexicana de Musicología, en la que participaron grandes investigadores, acervo que estaba abandonado en el sótano de una casa y que ahora nos toca rescatar y difundir.

Los retos de la institución son: registrar más música, acudir a más regiones e incrementar sus acervos, para que se difundan a amplios sectores del país, que se inserten en los planes y programas de estudios de la educación básica, y que se aprovechen las nuevas tecnologías digitales para su difusión.