¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

El sincretismo del ‘Día de muertos en México’

Su origen es prehispánico, el culto a los muertos está en las raíces de culturas como la azteca, purépecha, mayas y todas las culturas del mundo en las que se creyó que existe una persistencia espiritual de la persona que se conoció viva, por lo que se realizan rituales que fundamentan una creencia en una vida “más allá”.

Orly Mazabel Frid Sábado 29 De Octubre, 2011 · 18:03 pm
El sincretismo del ‘Día de muertos en México’
El sincretismo del 'Día de muertos en México'

Nuestra sociedad está constituida de tradiciones, una de las más importantes es el Día de Muertos que es parte del sincretismo mexicano y de la fusión del raigambre cultural prehispánico e ideas del catolicismo que trajeron los españoles en la conquista.

El Día de Muertos es celebrado en México el 2 de noviembre, pero las festividades comienzan desde el 1 de noviembre,el día primero se cree que regresan los niños y el dos los adultos y coincide con las celebraciones católicas de “Los fieles difuntos” y el “Día de todos los Santos”.

Su origen es prehispánico, el culto a los muertos está en las raíces de culturas como la azteca, purépecha, mayas y todas las culturas del mundo en las que se creyó que existe una persistencia espiritual de la persona que se conoció viva, por lo que se realizan rituales que fundamentan una creencia en una vida “más allá”.

 Los rituales funerarios representan las ideas de ultratumba y constituyen la fuente más antigua para reconstruir las ideas religiosas de nuestros remotos antepasados.

 En México la tradición es poner una ofrenda a esa persona conocida y amada, ya que la creencia popular dicta que a los difuntos se les será permitido regresar en espíritu a visitar a sus seres queridos, por lo que la ofrenda está llena de simbolismos y cosas que a  la persona le gustaba en vida.

 En la época prehispánica se conservaban cráneos de los difuntos como símbolo de la vida y el renacimiento, en los entierros se conservaban  objetos que le podían ser de utilidad al difunto, los que usó en su vida y aquellos necesarios para atravesar el inframundo.

 Actualmente se estila poner velas, la foto del difunto, su comida preferida, papel picado, dulces, cigarros (si le gustaban); en México, a la muerte no se le tiene miedo “es una muerte lúdica”, que se presenta en forma de calaveras de azúcar, papel picado colorido, dulces de amaranto, flores de cempasúchil, agua o tequila para la sed, una cruz de tierra, doce cirios, tamales, aunque la comida varia dependiendo la región dónde se celebre la festividad.

 Se hacen calacas o esqueletos coloridos de papel maché, aromáticos inciensos y velas que animan la festividad, en este país no se llora ni se olvida,se recuerda, por la muerte de los difuntos amados y por nuestra muerte, ya que sólo estamos de paso y la vida es un instante.