¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Lamentan víctimas de Maciel que al Vaticano le pese más su imagen que los derechos de las personas

José Barba, una de las primeras víctimas de abuso sexual por parte del padre Marcial Maciel, lamentó que para el Vaticano sigan pesando más la imagen de la Iglesia que los derechos de las personas.

 

Jatziri Magallanes Jueves 24 De Mayo, 2012 · 21:26 pm
Lamentan víctimas de Maciel que al Vaticano le pese más su imagen que los derechos de las personas
Lamentan víctimas de Maciel que al Vaticano le pese más su imagen que los derechos de las personas

En el marco de la presentación del libro “La Voluntad de no Saber”, que presenta un primer análisis de 212 documentos vinculados con los Legionarios de Cristo y los cuales habían estado resguardados en los Archivos de la Congregación desde 1944 a 2002; José Barba, una de las primeras víctimas de abuso sexual por parte del padre Marcial Maciel, lamentó que para el Vaticano sigan pesando más la imagen de la Iglesia que los derechos de las personas.

“Desde diversos ángulos en los casos que presentamos en nuestro libro, la verdad es que han pesado y siguen pesando más que los derechos de las personas, la razón de Estado de la imagen de la Iglesia y en carisma pretendido de discernimiento papal aun en cuestiones no dogmáticas”.

Ante ello, consideró que ante la responsabilidad eclesiástica, los altos mandos de la Iglesia deben responder por sus actos y omisiones ante otros miembros de la misma Iglesia y de la sociedad abierta.

Otros de los autores, el teólogo Alberto Athié, habló de la doble conducta por parte del ex legionario quien, dijo, con una conducta perversa logró construir una organización al interior de la Iglesia en donde pudiera mostrar su supuesta fidelidad a la autoridad eclesiástica, pero a la vez, llevar a cabo sus perversiones sexuales.

“yo creo que el caso del padre Maciel en términos amplios no sólo en lo que tiene que ver con él y su conducta obviamente perversa y criminal sino con lo que él construyó de una forma y genialidad perversa construir una organización al interior de la Iglesia que pudiera llevar a cabo al mismo tiempo la doble conducta que él llevaba a cabo y reproducir en sus discípulos esta aparente fidelidad a la autoridad, a la institución y a la doctrina”.

En su momento, Fernando González, el tercero de los autores del libro, coincidió en que parte de la negación de la Iglesia para admitir los delitos por parte del ahora fallecido, es la imagen, por ello, todo lo que esté fuera de discurso será puesto fuera de foco.

“cualquier acto que contradiga el discurso tenderá a ser puesto fuera de foco y esto va a producir en dicha institución diversos mecanismos de filtraje”.

Como parte de los datos que destaca el libro, son las acusaciones contra Maciel que iniciaron en los 40´S, entre estas, se encuentran las relacionadas con los abusos de Maciel a la morfina, por su conducta inmoral y su acceso  a fuertes cantidades de dinero y lujos sin saber su procedencia, entre otras.

Acusaciones, a las cuales la Iglesia respondió que no eran procedentes por orden de altos jerarcas católicos, como el Papa Benedicto XVI.

Finalmente, tras hacer una análisis de la conducta de la  Iglesia en todos estos años en que a pesar de que en 2008 ya aceptó parte de los delitos del fundador de la legión, aunque insista en ocultar la verdad; los autores del libro, advirtieron que lucharán porque se dé a conocer la verdadera historia de Maciel y porque ese tipo de delitos no se vuelvan a repetir.