¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Implementa UNAM Sistema de Interrupción de Suministro de Gas por sismo

El Sises es un sistema “automático, flexible y adaptativo” que ante movimientos telúricos, detecta y avisa sobre alguna tubería dañada y asegura su clausura, pero “mantiene el abasto en distritos con entornos seguros.”

Redacción MVS Noticias Miércoles 6 De Mayo, 2015 · 09:34 am
Implementa UNAM Sistema de Interrupción de Suministro de Gas por sismo
Foto archivo

Ya opera en zonas estratégicas de la Ciudad de México el Sistema de Interrupción del Suministro de Gas por Emergencia Sísmica (Sises), diseñado en la UNAM como último control de seguridad ante sismos, para compañías que distribuyen fluidos (por ahora solo con gas, pero en un futuro próximo con agua potable y de desecho, así como derivados del petróleo) mediante tuberías enterradas.  

El Sises es un sistema “automático, flexible y adaptativo” que ante movimientos telúricos, detecta y avisa sobre alguna tubería dañada y asegura su clausura, pero “mantiene el abasto en distritos con entornos seguros.”  

El boqueo se activa por medio de nanomecanismos y tecnología de alto nivel para verificar el nivel de aceleración sísmica y de flujo para anticipar riesgos; si el movimiento es más fuerte y se registra una situación anómala y niveles extremos de aceleración, se decreta un corte automático. En demarcaciones estratégicas, no es deseable detener la actividad, sobre todo en parques industriales o proveedores de servicios.  

Al intervenir en sitios de casas habitación, incluso ante sismos menores, el Sises puede cerrar válvulas y segundos después, al alcanzar movimientos mínimos, indicar una apertura posterior bajo acción humana o preprogramación.  

Sin embargo, como una metrópoli densamente poblada, con una importante zona conurbada industrial y asentada en un ambiente vulnerable a los temblores, este dispositivo ayuda a no paralizarla por completo a la Ciudad de México ante temblores similares al de 1985.  

“No se puede suspender, bajo los mismos criterios, la dotación del combustible a las industrias estratégicas ubicadas en la capital (la Comisión Federal de Electricidad, por ejemplo) que a los pequeños consumidores, así como tampoco a sitios con suelos resistentes que a los susceptibles a movimientos de gran magnitud,” advirtió Silvia Raquel García Benítez, investigadora del Instituto de Ingeniería (II) de la UNAM y quien desarrolló el procedimiento a solicitud de una compañía proveedora de gas.  

Hay dos prototipos funcionales Sises programados y en operación, y seis más se pondrán en funcionamiento en 2015. La meta es llegar a 2016 con el total de situaciones de reacción especificadas por la compañía. 

Después, el sistema migrará a válvulas “satelitales”, conductoras de la molécula en altos niveles de presión.  

Aunque por ahora se trabaja con “molécula de gas”, la patente en trámite es para sustancias dirigidas por ductos enterrados —una de las maneras más usadas y peligrosas—, como agua potable y de desecho, así como para derivados del petróleo.  

García Benítez, aclaró que si bien es delicada una fuga por rotura de tubería, también lo son las hídricas registradas constantemente en las urbes. La filtración por instalaciones subterráneas deficientes ha provocado fallas por remoción de material tales como socavones y derrumbes.  

En el caso de Guadalajara, donde la contaminación del drenaje por sustancias peligrosas causó una explosión en cadena, ejemplifica la necesidad de monitorear y evaluar estas situaciones, finalizó la experta.