¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

En el silencio también es posible cantar, un concierto para sordos

La Lengua de Señas Mexicana (LSM) es propiedad de la comunidad sorda, lo cual debe respetarse y Canto al silencio asume ese compromiso en sus conciertos desde hace siete años, enmarcados en la lucha por la difusión de la cultura sorda y su idioma.

Notimex Martes 27 De Noviembre, 2012 · 10:35 am
En el silencio también es posible cantar, un concierto para sordos
En el silencio también es posible cantar, un concierto para sordos

La música ayuda a romper barreras, “en eso confiamos, sordos y oyentes, todos podemos disfrutarla y descubrir que en el silencio también se canta”, expresó Laura Álvarez, haciendo alusión al nombre del grupo que dirige, Canto al Silencio.

La Lengua de Señas Mexicana (LSM) es propiedad de la comunidad sorda, lo cual debe respetarse y Canto al silencio asume ese compromiso en sus conciertos desde hace siete años, enmarcados en la lucha por la difusión de la cultura sorda y su idioma.

En entrevista, la directora del grupo Canto al Silencio explica que hay quienes todavía no se dan cuenta de la importancia que tiene la comunidad sorda, “la ven con la etiqueta de grupo vulnerable, yo no lo veo así, la comunidad sorda es fuerte”.

Laura denunció cómo muchos (aun especialistas en educación) se han ocupado en demeritar ese hermoso idioma y a las personas que se aferran a usarlo, “sabemos que es momento de cambiar, de que se le reconozca la importancia que tiene para los sordos”.

El concierto más reciente se realizó en vísperas del 28 de noviembre, cuando se celebra en México el Día Nacional del Sordo, una fecha importante, “algunos oyentes sabemos lo que este día representa, por lo que quisimos participar en la celebración”, expresó.

Laura externó que “me siento como nunca antes”, aun cuando todos nuestros conciertos han sido grandiosos al lograr transmitir la música, la participación directa de sordos en este concierto es una muestra tangible de que la música no tiene espacio para la discriminación”.

Además, en muchos de nuestros conciertos Raúl Fuentes, quien es sordo también, ha participado con sus actos de pantomima, una expresión muy vinculada con la forma de comunicarse de los sordos.

En este concierto “estamos obligados a subrayar la participación de Pedro Téllez, quien es sordo e interpretó “Sí es amor”. En el grupo siempre alentamos que sordos suban al escenario, a fin de descubrir su especial percepción de la música, lo que nos ayuda a ser mejores intérpretes para los sordos”, destacó.

“Espero que esta expresión y todos los proyectos que hay para ayudar a crear una sociedad incluyente sigan adelante en beneficio de la comunidad sorda, sabemos que a través de Canto al silencio muchos han podido descubrir un mundo que no conocían”, afirmó.

 

Muchos también se han dado cuenta de que tenían una idea equivocada, una imagen distorsionada, sostuvo Laura, y como bien mencionó Raúl Fuentes en el evento: “han abierto su mente y han saltado una barrera de prejuicio e ignorancia para descubrir un maravilloso idioma, y más, una cultura.

 

Laura Álvarez detalló que entre quienes participaron en este concierto previo al Día Nacional de las Personas Sordas está Juan Hernández, quien fue fundador de Canto al Silencio y que hasta ahora dedica por completo su tiempo a la lengua de señas y a los sordos, es maestro e intérprete de LSM.

 

La directora del grupo explicó que fueron invitados a cantar en lengua de señas María Luisa, oyente, y Pedro, sordo, son esposos, quienes demuestran que se puede llevar una vida plena, ya que han formado una armoniosa familia con sus dos hijos que son oyentes. Mari Lu es intérprete de LSM en una televisora.

En el concierto participó también Nidia Díaz, quien es intérprete en Acceso Directo Noticias (ADN) en Lengua de Señas Mexicana, un espacio informativo del Canal Judicial para los sordos. Nidia tiene a su hijo Brayan, de ocho años, quien es sordo, ambos son “un ejemplo de que la LSM puede unir estrechamente a las familias”.

Todos ellos y muchos más, explica Laura, demuestran que ser sordo y hablar con las manos no los limita, sino al contrario pueden tener una vida plena, feliz, y en su ámbito familiar viven en verdadera inclusión.

Una integrante más es Verónica Hernández, muy jovencita y también es intérprete de LSM en una televisora; por su parte, Netsy Carbajal se ha puesto en contacto con escuelas a donde asisten niños sordos y está capacitando a maestros, los ha contagiado y preparan a alumnos sordos y oyentes para que canten juntos en LSM.

Noemí, otra de sus integrantes, tiene gran pasión por esta lengua y se caracteriza por transmitirla. “Los miembros del grupo hemos convivido con personas sordas, no todos somos sordos o tenemos familiares sordos pero sí grandes amigos que lo son, puntualizó, y estamos dedicados a seguir con nuestro principal objetivo que es lograr una mayor difusión de la LSM y la Cultura Sorda.