¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Aún el camino es largo para generar condiciones de plena igualdad: Valdés Zurita

El anfitrión del evento, el consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, de entrada anunció la posibilidad de que el símbolo universal de personas con discapacidad sea incorporado en la credencial de elector con fotografía.

AFP Lunes 8 De Julio, 2013 · 14:53 pm
Aún el camino es largo para generar condiciones de plena igualdad: Valdés Zurita

Con el reconocimiento de que “la discapacidad es sinónimo de rechazo y discriminación”; acabar con esta situación “todavía el camino es largo para generar condiciones de plena igualdad” y para ello, los gobiernos en todos sus niveles no deben sustraerse ante esta realidad, inició el Seminario  “Los Derechos Políticos de las Personas con Discapacidad en México; una Asignatura Pendiente” que organizó el IFE, el Tribunal Electoral Federal y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

El anfitrión del evento, el consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, de entrada anunció la posibilidad de que el símbolo universal de personas con discapacidad sea incorporado en la credencial de elector con fotografía.

 “Debo señalar que se está analizando la propuesta de diversas organizaciones de personas con discapacidad que han planteado la posibilidad de incorporar el símbolo internacional de discapacidad en la credencial para votar, propiciar dispositivos de transportación a las casillas y reconocer espacios de representación dentro de los órganos de gobierno de nuestra nación”.

Ante el magistrado presidente del Tribunal Electoral Federal, José Alejandro Luna Ramos, el ombudsman nacional, Raúl Plascencia Villanueva,  el consejero presidente del IFE, dijo que si bien la democracia mexicana cuenta con normas e instituciones que permiten incluir todos los puntos de vista y todas las posiciones en los procesos de toma de decisión, aún la sociedad mexicana tiene “asignaturas pendientes”.

 “Como sociedad hemos avanzado, poco a poco, paso a paso para garantizar derechos políticos de grupos en situación de vulnerabilidad: mujeres, indígenas, emigrantes. Sin embargo, tenemos como asignatura pendiente la discapacidad. En este rubro hay que labrar más la tierra. Es necesario abrir espacios de discusión, como éste,  que contribuyan a sensibilizar a los actores sociales y políticos, a los órganos del Estado y a la sociedad en su conjunto, sobre la necesidad de impulsar cambios legales, políticos y, sobre todo, culturales para garantizar la inclusión y el pleno ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad”.

En su momento, el magistrado presidente del Tribunal Electoral Federal, José Alejandro Luna Ramos, afirmó que “es un imperioso deber ético de los que participamos en el diseño de las reglas de conducta jurídica, el proponer las pautas institucionales que permitan a los sectores minoritarios acceder a las ventajas que brinda la sociedad, en iguales condiciones que los mayoritarios, aunque ello suponga distinciones y aparentes diferencias en el trato”.

 “las autoridades públicas mexicanas, sin excepción, deben estar implicadas en la protección, promoción, respeto y garantía de los derechos humanos de todas las personas que habitan el país. La igualdad,consecuencia natural de la dignidad humana, es una característica que se encuentra en el ejercicio de todos los derechos fundamentales. De ahí su importancia, y que sea uno de los más anhelados valores que estamos llamados a garantizar”.

Y es que reconoció que en México las personas que sufren discriminación y rechazo “se cuentan por millones”.

 “Ya sea física o intelectual, lamentablemente, en nuestro entorno, la discapacidad es sinónimo de rechazo y discriminación. En México, las personas que sufren de tales circunstancias se cuentan por millones, lo que nos debe llevar a la reflexión y al impulso por actuar, puesto que se trata de una población con plenitud de derechos, merecedora y deseosa de participar en el diálogo democrático de la sociedad a la que pertenecen”.

Finalmente el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva, sostuvo que ningún gobierno debe sustraerse en la atención de este sector de la población.

“En México, podíamos hablar o podríamos hablar de que en términos oficiales existen alrededor de seis millones de personas que enfrentan discapacidad, pero en términos reales la cifra podría ser, incluso, del doble. Esto es una realidad insoslayable, por ello es que no debe existir un solo gobierno en el que se puedan sustraer los gobernantes de esta circunstancia. De tal manera que debamos todos sumar esfuerzos con el objetivo de que la Comisión Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad pueda irse traduciendo en una plena realidad”.