¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Heces caninas, peligro para la salud

Se generan en el DF 650 toneladas diarias de heces caninas. Es un peligro que esas partículas vuelen y las respiren a las personas

Omar Aguilar Viernes 23 De Julio, 2010 · 19:29 pm
Heces caninas, peligro para la salud
Heces caninas, peligro para la salud

La diputada Gabriela Cuevas Barrón, presidenta de la Comisión del Distrito Federal, dijo que se calcula que en la Ciudad de México hay cinco millones de perros –en su mayoría callejeros- los cuales generan 650 toneladas diarias de heces caninas en la vía pública.

“Lo preocupante de esto es que los desechos se convierten en partículas que viajan fácilmente hasta los seres humanos, así como a los depósitos de agua y alimentos, provocando diversas enfermedades zoonóticas como la parasitosis y otras gastrointestinales, respiratorias, oculares y de la piel”, abundó.

Indicó que la presencia de perros en las ciudades no sólo genera problemas ambientales sino también de salud pública y de convivencia, ejemplo de ello, es que en el Distrito Federal son atendidos entre 16 mil y 18 mil personas por mordeduras de perros.

El incremento en la población de animales callejeros, dijo, se atribuye al abandono de dueños irresponsables como a la reproducción incontrolada de animales, así como a la falta de políticas públicas integrales que atiendan estas circunstancias.

Datos de las Asociaciones Protectoras de Animales en México, enfatizó, muestran que 18 mil perros se pierden o son abandonados cada año en el Distrito Federal, quedando desamparados y destinados a terminar su vida en la calle, en refugios o en antirrábicos.

Mencionó que el bienestar y la protección de los animales de compañía, en especial de los perros y gatos, es un tema que requiere un estudio serio y responsable por parte de los legisladores y de la sociedad.

Por ello, se manifestó por una legislación en la materia que procure el bienestar de los animales; un trato responsable que los propietarios o poseedores les dan; especificaciones sanitarias que deben cumplir los centros de atención canina; evitar la reproducción incontrolada de animales.

Asimismo, regular la entrega y venta de los animales que tienen dueño, así como de aquellos catalogados como abandonados; desarrollar programas de educación y capacitación en materia de trato digno y respetuoso a los animales; regular el funcionamiento de criaderos de animales de compañía; establecer mecanismos de colaboración entre las asociaciones de defensa y las autoridades.

Cuevas Barrón dijo que resulta necesario una política uniforme en materia de protección a los animales, facilitando el fomento de una nueva ética ambiental, así como legislación que, desde el ámbito federal se sienten las bases para que las leyes locales y los gobiernos estatales y municipales de manera coordinada y uniforme, apliquen las mismas medidas de trato digno y respetuoso a los animales.