Reportan 'saldo blanco' durante el operativo del Gran Premio de México

Si bien los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, no vieron el banderín a cuadros blanco y negro, si se llevaron el banderín en blanco, toda vez que es el saldo reportado durante los tres días que brindaron sus servicios al magno evento.

Escrito en NACIONAL el

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, ganó la carrera, pues, el operativo puesto en práctica para garantizar la integridad de los asistentes al evento deportivo de la Fórmula Uno quedó del uno.

Si bien, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, no vieron el banderín a cuadros blanco y negro, si se llevaron el banderín en blanco, toda vez que es el saldo reportado durante los tres días que brindaron sus servicios al magno evento.

Si bien, no faltó uno que otro se quiso pasar de vivo en estos días de muertos, los efectivos policiacos, pusieron a disposición de un juez Cívico a 139 personas, por su presunta responsabilidad e incurrir en la reventa de boletos.

Durante el despliegue policiaco que se llevó a cabo los tres días, la SSP-DF en las inmediaciones del recinto, los uniformados destinados a preservar el orden público lograron detener y remitir ante el Juez Cívico a 26 personas el viernes, 55 el sábado y este domingo fueron asegurados 55 por reventa en calles cercanas al autódromo, tres más fueron presentados por alterar el orden público.

El total de los boletos asegurados durante los tres días fue de 104.

Los detenidos fueron sorprendidos cuando realizaban la acción de compra y venta de los boletos  en calles aledañas al Autódromo Hermanos Rodríguez, ubicado en la delegación Iztacalco de la Ciudad de México.

Durante los tres días transcurridos, el aforo diario fue de aproximadamente 95 mil asistentes.

En el operativo de seguridad pública participaron alrededor de cuatro mil elementos, y la movilidad hacia el Autódromo Hermanos Rodríguez se dio de forma ordenada con el apoyo de los seis estacionamientos remotos habilitados en diferentes puntos de la ciudad.

Además, se habilitó un circuito interior para la movilidad de las personas alrededor de la Ciudad Deportiva.

Para vigilar el evento, participaron más de 650 servidores públicos de diferentes áreas del gobierno capitalino, como la Secretaría de Gobierno, Salud, Protección Civil y el ERUM.

Las inmediaciones del Autódromo permanecieron libres de comercio en vía pública, gracias al acuerdo con las organizaciones de comerciantes que habitualmente se instalan ahí.

El evento transcurrió con normalidad y solo se presentaron atenciones médicas menores.