Modifican diputados reforma sobre créditos de nómina con cobranza delegada

Reducen de 45 a 40 por ciento la estimación del poder de compra del trabajador, monto que podrá ser “tomado” para pagar créditos.

Escrito en NACIONAL el

En la Cámara de Diputados, tras una larga discusión que incluso dividió a legisladores de la mayoría, se aprobó en lo general con una votación marginal de 237 a favor, 201 en contra y 18 abstenciones, el dictamen de la Comisión de Hacienda con cambios a la minuta del Senado, en materia de créditos de nómina con cobranza delegada.

Debido a los ajustes al proyecto, incluyendo la reducción de 45 a 40 por ciento en la estimación de la capacidad de pago de un trabajador, tendrá que regresar a la colegisladora.

-Información relacionada: Revisión de juicios políticos iniciará en San Lázaro

La norma prevé que el cobro de créditos adquiridos por un trabajador, se aplicará sólo a su salario, sin tocar otras prestaciones como la pensión y el aguinaldo.

Contempla regular el acceso a ese tipo de créditos, mismos que deberán quedar registrados ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

La mayoría en el recinto no quiso modificar algunas de las disposiciones más polémicas, las cuales establecen que al comprometerse a pagar un crédito poniendo la nómina como garantía, el convenio que acepte el trabajador será "irrevocable".

Las adecuaciones a la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares de Crédito y la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros, avanzaron en lo particular con votación aún más dividida, de 227 a favor, 2010 en contra y siete abstenciones.

Refiere que las violaciones a las reglas serán sancionadas en los términos que marcan las leyes referidas.

Puntualiza que las entidades financieras que den crédito de nómina, no podrán ofrecer otro tipo de bienes y servicios "no financieros".

Indica que la pensión del trabajador, sea del sector público o privado, quedará excluida de las fuentes de pago del acreditado, cuya única fuente válida de pago serán sus honorarios, hasta en un 40 por ciento.

Señala que el trabajador autorizará a su empleador a través de una "libranza", la disposición de su fuente de pago para cubrir créditos y sus respectivos intereses, y dicha autorización será "irrevocable".

Añade que los convenios para ese tipo de créditos no podrán ser celebrados por organizaciones distintas a las entidades financieras, como sindicatos, cámaras de comercio y otros organismos similares.

"Tienda de raya" y "cobro a lo chino"

En el ríspido debate, congresistas de oposición y de mayoría se acusaron mutuamente de representar a los intereses de empresas de financiamiento que han abusado de la falta de regulación en la materia, para despojar al trabajador de sus sueldos y operar "modernas tiendas de raya" y "cobrarse a lo chino".

Los integrantes de Morena, Partido del Trabajo (PT) y Partido Verde (PVEM), fueron señalados por tener empresas financieras y en consecuencia, legislar a favor de intereses particulares, pasando por encima de la Constitución y la Ley Federal del Trabajo.

Los miembros del PAN, del PRI, del PRD y Movimiento Ciudadano (MC) recibieron el mismo tipo de acusaciones.

"Representan a la oligarquía", "los bancos los enviaron", les dijeron sus pares de la mayoría.

Morena vs. Morena

Al defender las disposiciones, la mayoría de los integrantes de Morena afirmaron que las medidas incentivarán el otorgamiento de créditos.

Aseveraron que con la regulación el trabajador se verá beneficiado e incluso afirmaron que las tasas de interés que otorgan las entidades financieras, con una mayor dinámica en el mercado, bajarán.

"Existen esquemas abusivos en contra de la clase trabajadora. Tenemos la oportunidad de otorgar mayor certeza jurídica a quienes opten por financiarse a través de este tipo de créditos", dijo el diputado morenista Guillermo Chapman.

"Regula por primera vez este gran abuso que hacen los bancos