70% de las armas que usan criminales en México provienen de EU: Ebrard

Alrededor de 340 mil son vendidas por las 10 empresas mencionadas en la demanda de México contra fabricantes de armas, dijo el canciller.

Marcelo Ebrard, canciller de México/Cuartoscuro
Escrito en NACIONAL el

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard destacó que el 70 por ciento de las armas que utiliza el crimen organizado en México provienen de Estados Unidos.

"Del medio millón de armas que se calcula que fluyen ilegalmente cada año desde el país vecino hacia los criminales al sur de la frontera, alrededor de 340 mil de ellas son vendidas por las 10 empresas mencionadas en la demanda de nuestro país contra fabricantes de armas", dijo.

Información relacionada: Marcelo Ebrard seleccionado como Persona del Año en Control de Armas 2021

El canciller destacó que es la primera vez que un Gobierno nacional demanda a los fabricantes de armas en EU, y el objetivo es disminuir la cantidad de armas ilícitas en México, debilitar al crimen organizado, permitir que México atienda mejor el tráfico de personas, tomar medidas enérgicas contra el flujo de drogas hacia el norte y disminuir los flujos de inmigración irregular causados por la violencia armada en la región.

"Queremos que reduzcan y reparen la molestia pública que han creado en México, implementen estándares suficientes para monitorear y disciplinar razonablemente su sistema de distribución para prevenir el tráfico ilícito de sus productos, e incorporar todos los mecanismos de seguridad razonablemente disponibles en sus armas, incluidos dispositivos para evitar que usuarios no autorizados disparen las armas", enfatizó.

Aseguró que México está tomando acciones legales contra los fabricantes de armas para hacerlos responsables y hacerles cambiar la forma en que hacen negocios.

"La pandemia de Covid-19 atrajo una atención renovada sobre cuán importante es la innovación para proteger la vida de nuestra gente y cómo las soluciones a largo plazo requieren la participación de todas las partes relevantes", indicó.

Señaló que para este gobierno es un imperativo moral frenar el tráfico de armas, así como promover y hacer cumplir la responsabilidad corporativa por parte de los principales fabricantes de armas es una parte clave de esa solución.