Tiene “El Chapo Guzmán” relación con terroristas de las FARC

Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo Guzmán”, es el capo mexicano que tiene más contactos con organizaciones criminales de Colombia para el tráfico de cocaína, reveló el Director General de la Policía Nacional Colombiana, Óscar Naranjo Trujillo.

Escrito en NACIONAL el

Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo Guzmán”, es el capo mexicano que tiene más contactos con organizaciones criminales de Colombia para el tráfico de cocaína, reveló el Director General de la Policía Nacional Colombiana, Óscar Naranjo Trujillo.

En conferencia de prensa, el general colombiano agregó que “El Chapo Guzmán”  incluso ha establecido relación con los integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), grupo terrorista que en un principio era un grupo guerrillero.

Dijo que ante el cierre de las rutas de tráfico de cocaína desde Colombia hacia Estados Unidos, los carteles mexicanos están enviando grandes cargamentos de dicho alcaloide hacia Europa, utilizando países de África del norte como bodegas para el trasiego de la droga.

Advirtió que para los gobiernos de México, Estados Unidos y Colombia esta nueva ruta del narcotráfico es muy preocupante, ya que se ha detectado a integrantes de “Los Zetas” operando en países como Sierra Leona, Guinea y Guinea Bissau, donde el narcotráfico incluso ha provocado violencia de índole político.

Cuestionado sobre las más de 35 mil muertes que se han registrado en México derivado de la guerra contra el crimen organizado, Oscar Naranjo dijo que todos los asesinatos son condenables y deben conmocionar a las autoridades, pero aclaró que dejar a los cárteles de la droga “en una zona de confort” tampoco evitaría el incremento en el número de homicidios.

En este sentido, el general  colombiano se pronunció por sumar a las estrategias policiacas en esta materia, políticas públicas de atención a la sociedad civil y de rompimiento de ideas creadas acerca de que los grandes capos son intocables.

En lo que se refiere a la presencia de capos en Estados Unidos, consideró que a los narcotraficantes en la Unión Americana no les interesa desafiar al Estado como ha sucedido con Pablo Escobar en Colombia y otros capos en México, sino solamente acumular riqueza producto de sus actividades ilícitas.

Por último, recomendó a nuestro país en el esquema de implementar un mando único policial a nivel nacional, con el fin de desarticular las redes de corrupción que permean los cuerpos policiacos cuando no existe una estructura centralizada.