Sopa de letras

De la tinta de Mina Magallón.

Escrito en MUNDO el

El estado de Georgia hoy se encuentra en el centro del ojo del huracán político en los Estados Unidos. Todas las letras están ahí pero no se puede descifrar nada. El 5 de enero habrá una segunda vuelta en Georgia debido a que los resultados dieron un margen mínimo de diferencia entre los dos posibles ganadores en la contienda electoral para ser electo senador. Se da, pues, la posibilidad con una segunda vuelta de replantear los puntos principales ante el electorado y se da básicamente otra segunda oportunidad de elección exclusivamente entre los cuatro candidatos punteros al Senado.

Existen elecciones para dos escaños en el Senado: lo que decidirá si el partido republicano o el partido demócrata tendrá la mayoría en el Senado de los EEUU por los próximos dos años.

Si los republicanos ganan estos dos escaños en Georgia, las iniciativas de Biden podrán verse esfumadas una y otras otra vez en una nube negra que nos hará recordar el conclave en Roma, pues los senadores republicanos no aprobaran las iniciativas que presente Biden al Congreso.

 

Si los demócratas ganan estos dos escaños, todos los planes de Biden podrán volverse una realidad y es muy posible que la gran mayoría de las iniciativas que presente Biden al Congreso serán festejadas como si hubiera ganado la final del mundial de futbol.

En la contienda para senadores en Georgia, la senadora Kelly Loeffler (R) quedó en segundo lugar detrás del demócrata Raphael Warnock en la primera vuelta. Ninguno de los dos candidatos se acercó al 50% de los votos, por lo que automáticamente se enfrentaran a una segunda vuelta el próximo 5 de enero de 2021.

En la contienda para el segundo escaño entre el senador David Perdue (R) y Jonathan Ossoff (D), al principio de los conteos durante las primeras 36 horas, parecía que había ganado Perdue la elección para senador, pero después del cierre de las urnas el conteo empezó a girar a favor de Ossof (D) quien recibió 49.7% de los votos contados.

 

Ninguno de los cuatro candidatos obtuvo al menos el 50% de los votos que requiere la ley electoral del estado de Georgia para ganar un escaño en el Senado.

En el caso de que los demócratas logren asegurar los dos escaños de Georgia este 5 de enero, el Senado tendrá 50 senadores republicanos y 50 senadores demócratas y la vicepresidente, Kamala Harris tendría el voto decisivo en el evento que existiera un empate en el Senado, pero al igual que en un plato de letras, los resultados de esta elección están por verse, pues al día de hoy no se puede descifrar nada.

Los demócratas tienen una lucha muy difícil para poder ganar por lo menos un escaño. Recordemos la gran película titulada "Lo que el viento se llevó" que glorifica la vida precisamente en Georgia antes de la guerra civil, en la que vemos la tradición la tradición de un estado con una mayoría republicana. Solo después de muchos años de trabajo, por el partido de los demócratas de Georgia, tal vez logren cambiar unos cuantos milímetros la mentalidad del sureño, y pueda darnos la sorpresa que uno o dos demócratas sean elegidos senadores del estado de Georgia, otorgando la mayoría del Congreso a Biden, que requiere para lograr obtener algunas de las promesas que hizo al pueblo norteamericano durante su campaña electoral.

En este video preparado en español por el Proyecto Lincoln podrán ver cómo la contienda y las acusaciones que se hacen los candidatos al Senado por Georgia está agudizándose conforme pasan las horas:

 

Correo: mgmagallon@aol.com

Twitter: @MinaMagallon

Facebook: Mina Magallon