Vargas Llosa considera 'bueno' para Bolivia derrota de Evo Morales en referéndum

El premio Nobel de Literatura pidió a la oposición boliviana que no se divida. "Si se mantiene unida y tan activa como lo ha estado en las últimas semanas, Bolivia será el próximo país latinoamericano en librarse del populismo y recobrar la libertad", dijo.

Escrito en MUNDO el

El escritor peruano Mario Vargas Llosa aseguró que la ajustada derrota de Evo Morales en el referéndum que convocó para modificar la Constitución de Bolivia y poder presentarse de nuevo a elecciones “abre una gran esperanza” para el país.

“Es una buena cosa para Bolivia y la cultura de la libertad. Se inscribe dentro de una cadena democratizadora que va golpeando al populismo demagógico en América Latina”, apuntó en un artículo publicado hoy por el diario español “El País”.

El premio Nobel de Literatura pidió a la oposición boliviana que no se divida. “Si se mantiene unida y tan activa como lo ha estado en las últimas semanas, Bolivia será el próximo país latinoamericano en librarse del populismo y recobrar la libertad”, dijo.

En su artículo, arremetió contra el mandatario boliviano y quienes le defienden desde Europa.

“Quienes creen que Evo Morales está bien para Bolivia (aunque nunca lo estaría para Francia o España) tienen una pobre e injusta idea de aquel país del Altiplano. Un país al que yo quiero mucho, pues allí (…) pasé nueve años de mi infancia”, recordó.

El literato opinó que las políticas económicas de Evo Morales no son tan exitosas como parecían y que el país actualmente “decrece y está sacudido por los escándalos y la corrupción”.

“¿Hasta cuándo continuará el singular mandatario echando la culpa al ‘imperialismo norteamericano’ y a los ‘liberales’ de todo lo que le sale mal?”, se preguntó.

Vargas Llosa señaló también que derrota de Evo Morales en la consulta celebrada en febrero en Bolivia, en la que el 51 por ciento de los votantes dijo “no” a reformar la Constitución, se suma a otras en América Latina como la del candidato de Cristina Fernández de Kirchner en Argentina, la de Nicolás Maduro en Venezuela o al “desprestigio creciente” de Dilma Rousseff y Lula da Silva en Brasil.

Con información de DPA.