Música, alcohol y futbol, así fue la vida de José Alfredo Jiménez

José Alfredo Jiménez jugó para el Marte de la primera división mexicana.

José Alfredo Jiménez, compositor y cantante mexicano / Foto: Fonoteca
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

En un día como hoy pero de 1926, nació en Dolores Hidalgo, Guanajuato, José Alfredo Jiménez, considerado uno de los compositores más importantes de la música popular del Siglo XX en México.

Se le recuerda por crear una gran cantidad de temas en el género regional mexicano, principalmente rancheras, sones, corridos y huapangos a ritmo de mariachi, entre las que destacan: “El Rey”, “La Media Vuelta”, “El último trago” y “Me cansé de rogarle”.

*Información relacionada: Muere José Alfredo Jiménez Jr, compositor y productor musical

Sus canciones principalmente hablan de desamor, entre ellas reflejaba su vida con temas como “La media vuelta”, sin embargo hay un dato que pocos conocen, no sabía tocar ningún instrumento debido a que no recibió educación musical, es decir, su talento ya lo tenía impregnado.

También sus piezas hablan del amor, la gesta del héroe cotidiano, el desamor llevado con dignidad, los desencuentros, las bellas historias de los pueblos del norte y el bajío mexicano.

José Alfredo Jiménez en sus tiempos de futbolista / Foto: Archivo

José Alfredo fue futbolista profesional

Algo que pocos saben del gran compositor, es que fue jugador de futbol profesional y jugó en la primera división de la Liga MX para los equipos ya desaparecidos: Oviedo y Marte.

Era portero y se caracterizaba por sus buenos reflejos, incluso llegó a coincidir como compañero de equipo con Antonio “La Tota” Carbajal, a quien consideraba su gran amigo.

Más tarde, fue miembro de un grupo llamado “Los Rebeldes”.

El alcoholismo una de sus adicciones

Hay que decir que el alcohol fue uno de los grandes problemas en la vida de Jiménez, pues a ello se le atribuye su muerte: la cirrosis hepática que padecía.

Incluso hay un tema de nombre “El último trago“.

El apodado \u2018El Hijo del Pueblo\u2019 murió a los 47 años debido a dicha adicción.

Finalmente, José Alfredo Jiménez murió en la Ciudad de México el 23 de noviembre de 1973 y sus restos descansan actualmente en el cementerio de su pueblo natal, tal y como anticipó en su canción “Camino de Guanajuato” y “Gracias”.