Fuertes dosis de rock en la XVI edición del Festival Vive Latino

La noche fue de Robert Plant quien llenó de nostalgia el Festival hizo vibrar al público con los grandes éxitos de Led Zeppelin y con sus composiciones más relentes dejo en claro que su música evolucionó.

Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Fotogalería

Una vez más grandes bandas, nacionales e internacionales, se apoderaron del Foro Sol para llevar al límite el rock con motivo del festival más representativo de rock de Latinoamérica, el Vive Latino.

Para quienes creen que el primer día del festival inició como un tímido murmullo están muy equivocados, ya que desde el arranque de la XVI edición los distintos escenarios vibraron.

Una de las participaciones más emblemáticas del día sin duda fue la de Genitallica con Paquita la del Barrio como invitada, quien literalmente invitó a pecar a los asistentes.

Una actuación que causó confusión al principio, rechiflas, pero que terminó por convencer.

Por la noche Interpol se apoderó del escenario cautivando a los más de 50 mil presentes.

La banda promociona su último disco de estudio El Pintor (2014) en un país que su vocalista Paul Banks considera importante que ya vivió durante su adolescencia en suelo azteca, y su español fue muy fluido al interactuar con los asistentes al escenario Indio del Foro Sol.

Pero indudablemente la noche fue de Robert Plant quien llenó de nostalgia el Festival hizo vibrar al público con los grandes éxitos de Led Zeppelin y con sus composiciones más relentes dejo en claro que su música evolucionó.

Plant se encuentra presentando su álbum Lullaby and… The Ceaseless Roar, su décimo trabajo como solista lanzado el año pasado.

Con más de 50 años de trayectoria, el miembro del Rock and Roll Hall of Fame ofreció una gloriosa actuación que culminó pasada la media noche.

En el segundo día el tema Ayotzinapa fue retomado por Caifanes, quienes tras su reencuentro en 2011 regresaron a dicho festival para compartir sus grandes éxitos.

Con un sentido discurso y 43 segundos de silencio Saúl Hernández y compañía recordaron a los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa sobre el escenario principal del lugar.

DLD fue una de las bandas más aplaudidas y comentadas en redes sociales durante la jornada del segundo día.

Presentando su más reciente material Futura, la agrupación se entregó por completo durante su séptima participación dentro del festival.

Brandon Flowers, el vocalista de The Killera fue otro de los platos fuertes, y aunque no quiso que las cámaras de televisión y fotografía capturarán su actuación en el festival conquistó a sus seguidores con temas de su disco solista Flamingo y sus grandes éxitos en la agrupación.

En el último día de jornada las bajas temperaturas no pudieron contra los amantes del rock quienes gozaron hasta el último instante de dicho evento.

Con actuaciones como las de Molotov que hizo un llamado al cambio social con sus conocidos temas Gimme de power y Frijoleiro, el tributo a José Alfredo Jiménez en voz de la agrupación colombiana Aterciopelados, las colaboraciones de Ximena Sariñana y Natalia Lafourcade con Jorge Drexler y la poderosa actuación de Garbage, que encabezada por Ashley Manson ofreció un momento gótico dentro del evento. Prometiendo volver en breve a la Ciudad para festejar como es debido el 20 aniversario de la agrupación.

El cierre lo tuvieron Los Ángeles Negros quienes se suman a las participaciones alternativas que le han dado un giro al festival. Compartiendo el escenario con figuras como Saul Hernández de Caifanes y Tony Hernández de El Gran silenció la agrupación puso a los asistentes a bailar.

Un evento que una vez más reunió a mas de 100 bandas del hip hop, el ska, la cumbia y el (pop) rock como una hermandad sonora, que dio espacio a la protesta social y que culminó con saldo blanco en los cinco escenarios activos.

Que también dio espacio al cine a través de la Carpa Ambulante y que reunió a jóvenes amantes de la música sin discriminar edades, religiones, clases sociales u orientación sexual.