¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

¿Y las clases?…

De la tinta de Sergio Almazán

Sergio Almazán Sábado 11 De Julio, 2020 · 07:00 am
¿Y las clases?…
Salón de clases / Ilustración

Cada semana se estira el periodo a volver a la “nueva normalidad” tras más de 100 días de este confinamiento por la Covid-19 que ha azotado al mundo y a los países latinoamericanos con estragos y efectos sin poder medir con certeza. No se vislumbra una reactivación de la vida laboral, comercial, económica ni educativa favorable y competitiva en los siguientes meses. La mítica curva de descenso de la pandemia y los contagios no llega a asomar su intención en nuestro país, afectando así todos los sectores de crecimiento.

La educación es tema primordial de largo alcance y con perspectiva a futuro, misma que países como el nuestro lleva décadas en mostrar un severo retraso académico, de infraestructura y competición para alcanzar cobertura, tecnología y desarrollo. Son treinta millones de estudiantes que desde marzo no pisan las aulas, muchos no volverán por diversos factores. Las escuelas requieren de modificar su infraestructura para poder reabrirlas y es un costo tan alto que seguramente muchas instituciones cerraran sus puertas para siempre. En el caso de la escuela pública, deberán hacer grandes inversiones para modificar y actualizar planteles, tecnologías y planes y programas a distancia ante futuros y eventuales escenarios como el que estamos viviendo ahora. Urge modernizar la educación y prepararse para el regreso

Ante el escenario actual, no se mira un panorama claro para reactivar colegios en todos los grados académicos. Son espacios que demandan una profunda reestructuración no sólo de espacios y tecnología sino de estrategias de enseñanza, protección de la salud y ambientes adecuados físicos y pedagógicos: aulas, áreas de recreo, deportivas y bibliotecas, formas de enseñanza a distancia, capacitación docente, metodologías educativas, de evaluación y conocimientos digitales. ¿Cómo está planeando estratégicamente y en lo económico la SEP?; requiere de forma urgente comenzar a generar los mecanismos económico-fiscales, los materiales y de infraestructura que garantice un retorno a las clases sin improvisaciones, sin limitaciones, garantizando uno de los derechos fundamentales: la salud y la educación.

El modelo educativo y las tecnologías deben encaminarse a crear nuevas maneras de enseñar, aprender y conocer. Los retos son enormes en otro de los campos que más se invierte y serios rezagos tiene: el educativo –que junto con el de salud– acompaña la crisis institucional y sindical de nuestro país. Exige este tiempo actual una pronta y concreta acción del Estado y los involucrados en crear un nuevo esquema de regreso a clases que lleve consigo mayor aprovechamiento de los recursos e implementación de nuevos programas y mejora educativa: de tecnología y pedagogía.

Los recientes meses mostraron la frágil condición de cobertura que la educación nacional tiene para hacer frente a una crisis social, sanitaria o económica. Sumándose además la falta de actualización, recursos materiales y pedagógicos de manejo de nuevas tecnologías de docentes para adaptarse a los cambios. Ya no hay tiempo que perder, precisamos la sociedad en general, autoridades y docentes coordinar un sistema educativo sin reservas o improvisaciones. Sortear el futuro, es planear el presente, la nueva realidad que demanda ante todo garantizar la educación y la preparación del cuerpo académico y de los estudiantes en todos los niveles. No podemos dejar desprovista la formación o limitada a los caprichos del sindicalismo más empoderado del país.

Ante la nueva puesta en marcha del tratado internacional de comercio, la educación será lo que haga la diferencia de competencia profesional, laboral y económica de México con los países de TEC-MEC y a la vez, será la herramienta que marque la diferencia entre la oferta laboral, las proyecciones de mejora social y disminuir las brechas sociales en nuestro país.

¿Cómo y cuánto está destinado en inversión del Estado a la educación para el siguiente ciclo? Pregunta que no podemos saber porque en las páginas oficiales de presupuestos y transparencia no aparecen. Se precisa tener claridad de esta partida y de la manera en que se ajuste a la nueva realidad para que vuelva a pasar lo que ocurrió hace cuatro meses.

Abramos la discusión: @salmazan71

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias