¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Vuelta a la izquierda

De la tinta de Sergio Almazán

Sergio Almazán Sábado 30 De Noviembre, 2019 · 09:23 am
Vuelta a la izquierda
Primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador

Este domingo, el primer gobierno de izquierda en México cumplirá su primer año de ejercicio desde Palacio Nacional. Lo festejará el presidente Andrés Manuel López Obrador en la plaza mayor, en el mismo sitio donde el 1º de diciembre del 2018 recibía de una amplia sociedad el mando de este país.

Gran expectativa y un amplio nivel de aceptación lo hacía al dirigente de Morena tomar protesta hace un año. Y tan pronto comenzó a ejercer su cargo, los golpes y retos se sumaron a un país en crisis. El tema del petróleo lo hizo encarar con un manotazo al huachicoleo que dejó en desabasto del hidrocarburo y gasolinas a muchas ciudades del país. Resistimos los mexicanos porque creíamos en “el cambio” a toda costa y con los costos. Hasta el momento, sólo el líder sindical fuera de su burbuja de dominio, pero sin juicio ni detenciones. Las buenas voluntades no atisban los problemas de corrupción.

Culiacán y el fallido operativo que puso en crisis y tensión a los habitantes de tan golpeado estado por el narcotráfico y los LeBarón en Chihuahua ponen al gobierno en la cuerda floja en el combate a la violencia, la inseguridad y el narcotráfico. Aunque se advierte un cambio en la modalidad de inseguridad: bandas de extorsión y robo de combustible.

Esta vuelta o giro de la manera de explicar y expresarse la violencia en el país hace que la inversión extranjera, el empleo y los proyectos para jóvenes en zonas inseguras provoquen el estancamiento de crecimiento económico que se prometió. No se creció, pero no estamos peor que en el último año de Peña Nieto donde la corrupción desmedida, cínica y profunda dejó al país en serios problemas para enfrentar las cuentas corrientes.

A diario escucho frases de por causa de la 4T, y quizá sea así, porque aquellos que habían aprendido los métodos de corrupción para recibir contratos del Estado, preferencias, y abusos en préstamos de servicios o prebendas las fueron perdiendo al tratar de crear una política de cero tolerancia a la corrupción. No estoy seguro que no la haya pero también creo que las formas de hacer política están cambiando. Nos guste o no, todos somos parte de esta crisis. No denunciamos, no cumplimos con obligaciones, tratamos de beneficiarnos o aceptamos la corrupción.

Tema a parte la ciudad, la violencia de género que tiene al país con severa crisis de inequidad, de discriminación, feminicidio y violación de Derechos Humanos. ¿En qué momento nos hicimos tan violentos? ¿Por qué la mujer es el objeto de las expresiones de violencia, asesinato y violación? Creo que el propio Estado no tiene manera de responder a un profundo, serio y delicadísimo problema social de equidad y género. Las propias autoridades y programas, estrategias y acuerdos no están entrando a fondo al tema que a diario suma víctimas.

Mientras el domingo se celebra en la Plaza Mayor del país el primer año del gobierno de AMLO, en algún punto de la ciudad, en una casa, en una calle, en una plaza, en una habitación, en un taxi alguien abusará, violentará, matará o desaparecerá a una mujer, una adolescente, una niña, una madre o una anciana y seguramente, una autoridad masculina dejará libre a un asesino en potencia. ¿Cómo hacer posible que el Estado pueda crear las condiciones para un país seguro y habitable en igualdad para hombres y mujeres?

Voltear a la izquierda no tiene que ser un motivo para no ser incluyentes, sumarnos en la diversidad y bajo la conciencia de lo vulnerable, este gobierno debe por encima de su filiación, hacer del país un sitio habitable en lo general y en lo diverso. Eso sí haría posible festejarse.

Abramos la discusión: @salmazan71