Link Copiado

Vicegobernadores al abordaje

Vicegobernadores al abordaje
Los 12 gobernadores emanados del PAN publicaron un desplegado donde piden al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, respetar el federalismo

De la tinta de Guille Gómora.

¡Fuera máscaras!, la cuarta transformación estrena una figura de poder alterno, un contrapeso a los gobernadores. Se trata de los Coordinadores Estatales, mejor conocidos como “superdelegados”, “vicegobernadores” o “procónsules”. Operadores político– electorales, con respaldos millonarios.

Un tema que ha provocado escozor y ámpula entre la clase política. Los 12 gobernadores emanados del PAN publicaron un desplegado donde piden al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, respetar el federalismo y consideran inaceptable el “desdén de supeditar el mecanismo de coordinación a la figura de los delegados estatales y colocar a los gobernadores y fiscales como meros invitados”.

En efecto, estos “vicegobernadores” operarán los recursos federales en los estados y, además, en este esquema, también nombrarán a los 300 representantes de los distritos electorales en que está dividido el país, para operar a nivel municipal, con lo cual también anulan la opinión de los presidentes municipales.

Sin duda, el regreso al centralismo. Por ello, los partidos PAN, PRI y PRD buscan anular esta figura mediante una controversia constitucional. Acción que respalda el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, pues afirma que los “superdelegados” vulneran el sistema federal, ya que además de tener el control de los recursos económicos, también tendrán a su cargo los mecanismos de coordinación de seguridad en las entidades, lo que a todas luces tiene una intencionalidad político electoral y de rivalizar francamente con el poder que tiene, por Constitución, un gobernador en cada entidad.

Corral afirma que la próxima administración federal se conduce con soberbia y advirtió sobre los riesgos de tomar decisiones en materia de seguridad bajo estos criterios. Asegura que los gobernadores panistas consideran “inaceptable e inconcebible que la solución para la seguridad” sea la guardia nacional y no se contemplen las prioridades regionales, las condiciones particulares de cada entidad federativa, y se pretenda imponer desde el centro.

Las respuestas del nuevo gobierno llegaron rápido, el senador por Morena, Félix Salgado Macedonio, amenazó con la desaparición de poderes, si “los gobernadores no se ajustan al lineamiento constitucional”. Bravata que pronto fue invalidada por su coordinador Ricardo Monreal quien señaló que, “con los gobernadores solo hay paz y una relación de respeto… les digo que no se preocupen no vamos hacer nada fuera de lugar”.

Los empresarios también fijaron postura, la Coparmex considera que la entrada en funciones del Coordinador Estatal, podría llevar a hacer un uso partidario y electoral de los programas federales.

Una deducción lógica y acertada, no hay que perder de vista que las acciones que tomen los “vicegobernadores” tendrán un efecto social y político entre los ciudadanos, que seguramente lo van a comentar y considerar como un beneficio o favor, que le deben al gobierno federal y no al estatal ni municipal. Un esquema sencillo de entender que le redituará millones de votos al partido Morena en las elecciones intermedias de 2021 y si me apura un poco, en 2024.

@guillegómora