¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Vacunas contra Covid-19 y trombosis

Moderna y BioNTech-Pfizer dan inmunidad al menos seis meses.

Arturo Barba Viernes 9 De Abril, 2021 · 06:39 am
Vacunas contra Covid-19 y trombosis
Las vacunas de ARNm previnieron el 80% de los casos después de la primera dosis y el 90% después de la segunda dosis, según estudios / Foto: EFE

Una de las grandes preocupaciones que ha surgido durante el proceso de vacunación contra la pandemia de Covid-19 es la seguridad de las que se están aplicando por todo el mundo, principalmente a raíz de los casos de trombosis que se han presentado en adultos mayores de 60 años, después de recibir la inmunización desarrollada por la Universidad de Oxford y producida por AstraZenca, llamada ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222).

El 7 de abril, la Agencia Europea de Medicinas (EMA, por sus siglas en inglés) publicó los resultados de un análisis exhaustivo en el que se evaluó la relación de esta vacuna con la formación de coágulos en la sangre y en algunos casos de trombosis cerebral, llamada trombosis del seno venoso cerebral (CVST, por sus siglas en inglés), y reportó que sí existe esa relación en personas adultas que recibieron la vacuna dos semanas antes.

La Agencia dio a conocer que, tan solo en Europa, entre el 1 y el 4 de abril, se había notificado un total de 169 casos de CVST y 53 casos de trombosis de la vena esplácnica, pero indicó que estos eventos representan una pequeñísima fracción entre los 34 millones de personas que han recibido esta vacuna en Europa y Reino Unido.

El Comité de Seguridad de la EMA confirmó que sigue existiendo un beneficio-riesgo general positivo de la vacuna y que los coágulos en sangre inusuales con plaquetas bajas deben incluirse como efectos secundarios muy raros de ChAdOx1 nCoV-19.

Hasta ahora, la mayoría de los casos notificados han ocurrido en mujeres menores de 60 años dentro de las 2 semanas posteriores a la vacunación. “Según la evidencia actualmente disponible, no se han confirmado factores de riesgo específicos”, señala el comunicado del informe.

El Comité analizó 62 casos de trombosis del seno venoso cerebral y 24 de trombosis de la vena esplácnica, notificados en la base de datos de seguridad de medicamentos de la UE (EudraVigilance) hasta el 22 de marzo de 2021, 18 de los cuales fueron mortales.

Hasta ahora se ignora la causa y, aunque ya se han iniciado investigaciones para obtener más información, la EMA sugiere que podría ser por la respuesta inmune de algunas personas. Por lo pronto, advirtió la importancia de un tratamiento médico especializado temprano al identificar los primeros signos de coágulos sanguíneos y niveles bajos de plaquetas, para evitar complicaciones.

En varios países europeos el uso de la vacuna de ChAdOx1 nCoV-19 se había suspendido hasta no obtenerse más información, por lo que los resultados de esta evaluación científica de la EMA representan el respaldo para su uso seguro y eficaz.

En un artículo publicado el 30 de marzo en la revista The Lancet, un grupo de investigadores daneses analizaron la seguridad de ChAdOx1 nCoV-19 que se aplica en Dinamarca para estimar la incidencia natural de trombosis entre la población vacunada, y encontró que el número de casos de tromboembolismo relacionados con la vacuna Covid-19 de Oxford-AstraZeneca no se puede comparar directamente con la incidencia en la población danesa en años anteriores.

Este país europeo tiene cinco millones de habitantes y el 99% de quienes han recibido la ChAdOx1 nCoV-19 son trabajadores de la salud.

En tanto, de acuerdo con un estudio publicado en la revista The New England Journal of Medicine realizado en pacientes de Alemania y Austria, 11 de ellos presentaron trombosis o trombocitopenia después de la vacunación con la vacuna de Oxford-AstraZeneca.

De ellos, 9 eran mujeres con una edad media de 36 años y sufrieron eventos trombóticos entre 5 y 16 días después de la vacunación. Una de ellas murió de un hemorragia intracraneal fatal, tres tuvieron embolia pulmonar, tres padecieron trombosis de la vena esplácnica y cuatro, otros tipos de trombosis. Cinco tenían coagulación intravascular diseminada y seis de los pacientes fallecieron.

Los investigadores encabezados por Andreas Greinacher, de la Universidad Médica de Greifswald, Alemania, señalaron que esta vacuna puede resultar en un raro desarrollo trombosis generalizado, en cerbro y diversos órganos.

Aunque algunas de las vacunas han demostrado una eficacia de hasta el 95%, todavía hay un pequeño margen para el error, sin embargo, el beneficio es mayor y, en este caso, es de las pocas herramientas con que cuenta la humanidad para luchar contra la peor pandemia sufrida en un siglo.

Vale la pena recordar que nada en la vida humana ni en la naturaleza existe fuera de riesgo; de hecho, en la historia de la humanidad ninguna de las vacunas existentes hasta ahora están libres de riesgo.

Seis meses de protección por vacunas de ARNm

Si bien aún hacen falta estudios con un amplio número de personas vacunadas, hasta ahora las inmunizaciones genéticas de ARN mensajero (ARNm) contra la COVID-19, como las desarrolladas por las empresas Moderna y BioNTech-Pfizer, brindan inmunidad durante, al menos, seis meses.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, este es el tiempo mínimo de protección contra la enfermedad grave por SARS-CoV-2, pero aún se ignora cuánto tiempo disminuirá la inmunidad después de este periodo.

Este dato es fundamental para que los científicos puedan determinar en qué momento se deberá aplicar una vacuna de refuerzo contra el coronavirus.

Ambas vacunas (en México solo se aplica la de BioNTech-Pfizer) son altamente efectivas para prevenir los casos de Covid-19, por lo que la investigación sugiere que deberían mantener su efectividad a lo largo del tiempo, aunque se ignora cuánto. Lo que tampoco se sabe es si estas vacunas seguirán siendo efectivas contra las nuevas variantes del coronavirus, en especial las de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

En el informe Trust Source, publicado el 2 de abril por los CDC, se analizaron casi 4 mil miembros del personal sanitario vacunados, entre ellos médicos, enfermeras socorristas y otros trabajadores esenciales y de primera línea, quienes fueron analizados durante 13 semanas.

Descubrieron que las vacunas de ARNm previnieron el 80% de los casos después de la primera dosis y el 90% después de la segunda dosis, y redujeron el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 de las personas vacunadas a otras.

Por su parte, en un análisis de las empresas BioNTech-Pfizer se señala que la protección de su vacuna también dura cuando menos seis meses, probablemente más.

Los investigadores encontraron que la vacuna era 100% efectiva contra enfermedad grave por Covid-19 y también es 100% efectiva contra la variante sudafricana (B.1.351). El estudio realizado en 12 mil personas indica que la inmunidad se mantiene muy fuerte y “anticipamos que seguirá siendo fuerte”, por al menos seis meses o incluso más señala el comunicado.

Sin embargo, aún faltan estudios sobre las otras vacunas que ya han recibido la aprobación de emergencia como las de Oxford-AstraZeneca, Sputnik V o las chinas (CanSino y Sinopharm).

Por ello, habrá que preparar las finanzas nacionales para la siguiente ronda de refuerzo de la vacuna contra la Covid-19 para el siguiente año, algo en los que los políticos mexicanos ni si quieran han reflexionado ya que se encuentran abstraídos en la consabida y patética orgía electoral mexicana.

Comentarios y sugerencias: @abanav y abanav@gmail.com

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias