¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Una visión maravillosa que preservar

De la tinta de Gaby Vargas

Gaby Vargas Lunes 31 De Julio, 2017 · 07:51 am
Una visión maravillosa que preservar
Foto: Archivo

Este verano, en las playas de Cancún, a mi familia y a mí nos tocó presenciar por las noches a varias tortugas caguama salir del mar, avanzar con enormes esfuerzos sobre la arena y encontrar el lugar ideal para desovar. ¡Los niños no lo podían creer! Es una visión maravillosa y causa una enorme ternura y asombro el esfuerzo titánico que hacen.

Los niños estaban perplejos al ver este fascinante fenómeno de la naturaleza, cuya imagen seguramente quedará grabada para siempre en su memoria. Estoy segura de que una vez que se es testigo de algo así, la conciencia de cuidar la especie se expande. En especial, al convivir con el grupo de voluntarios que estoicamente toma turnos para velar durante toda la noche, con el fin de sacar los huevos y resguardarlos en una granja de protección. Nos enteramos, también, de que todas las tortugas hembras suelen regresar cuando son adultas al lugar exacto en que nacieron para desovar, ¿no es hermoso?

Después de 60 días de gestación, las tortuguitas marinas cavan por la noche la arena para salir del agujero y dirigirse hacia el océano y comenzar a vivir. Los voluntarios las sueltan al anochecer para evitar que las aves se las coman al divisarlas desde lo alto. Dentro del mar encontrarán otras amenazas, por lo que se calcula que una de cada cien sobrevive.

Lo triste…

Seis de las siete especies de tortugas marinas en el mundo están en peligro de extinción. ¿Sabes por qué? Según la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS, por sus siglas en inglés) “se calcula que 86 por ciento de las tortugas muere por ingerir los plásticos que flotan en los océanos y bloquean su intestino o garganta y las matan de inanición”. Además, “25 por ciento de las tortugas muere por quedar atrapadas en las redes; y otras tantas por anzuelos que se atoran en sus aletas y les causan infecciones” (www.cms.int/en/cop11).

Millones de animales marinos, entre ellos las ballenas migratorias, los delfines, las tortugas y aves marinas, focas, tiburones y rayas, que a menudo recorren grandes distancias por los océanos del mundo, mueren por ingerir, atorarse o resultar heridos por pedazos de plástico, o bien, quedar atrapados en las redes.

¿Sabías que en cada kilómetro cuadrado de agua salada flotan alrededor de 18 mil restos de plástico?, esto según la división de Medio Ambiente de las Naciones Unidas. Dichos residuos constituyen entre 60 y 80 por ciento de todos los desechos en el mar, lo que representa 6.4 millones de toneladas al año.

Una sola bolsa de plástico tarda 150 años en comenzar a degradarse. Y se calcula que 80 por ciento de la basura de plástico procede de los humanos en tierra y el otro 20 por ciento de las embarcaciones (como se dice en un artículo del periódico El Mundo, del 4 de marzo de 2008).

Hago un llamado urgente al gobierno mexicano para que establezca leyes federales que prohíban el uso de bolsas de plástico. Países como Francia, Alemania, España, Inglaterra y Estados Unidos, entre otros, ya tomaron medidas para restringir o prohibir las bolsas de plástico no biodegradables.

Todos podemos hacer algo

Usemos bolsas de tela, así ahorramos alrededor de seis bolsas por semana, es decir, 24 bolsas al mes, 288 bolsas al año. Si sólo una de cada cinco personas en nuestro país hiciera esto, ahorraríamos ¡1,330,560,000,000 de bolsas durante nuestra vida!

Si sales a la playa a caminar recoge los objetos de plástico (popotes, tapas de botellas y plásticos) que encuentres. La caminata cobra otro sentido al pensar que por cada desecho recogido una tortuga se salva.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de MVS Noticias